Poderes Especiales

15/10/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Lenguaje revolucionario de amor y paz: “Apátridas, prepárense que lo que viene es eneas con rinquincalla”.


De nuevo la revolución socialista castro comunista hace uso del último párrafo del artículo 203 de la Constitución Nacional para solicitar poderes especiales, a través de una ley habilitante. El teniente coronel felón difunto hizo uso de este artículo en 4 ocasiones durante los 14 años que estuvo des-gobernando, y las uso de manera bien amplia, es decir para todo lo que le vino en ganas. Nicolás el presidente proclamando por el CNE, mal leyendo un discurso malo que otro le escribió, en apenas 5 meses de mandato ya solicita ante la AN la primera. En ambos casos pereciera que no hacía falta ello por cuanto tenían amplia mayoría en el poder legislativo como para legislar a su antojo. Pero poder llama poder. En esta ocasión el motivo es el de atacar la corrupción y legislar de forma rápida, fast track, aun cuando hay una ley específica para ello y muchos mecanismos para combatirla. Pero adicionalmente en la solicitud se incluyen los aspectos económicos y se solicita el lapso de un año, valga decir que lo de la emergencia no tiene asidero y su propósito parece que va mucho más allá de lo del supuesto ataque a la corrupción. Claro que en esta oportunidad falta un mohicano para alcanzar las tres quintas partes de los miembros de la AN para lograr que se apruebe. Se comenta que hay una danza de billetes verdes tratando de comprar la conciencia del 99. Si ello ocurriese, estaríamos ante la paradoja de combatir corrupción con corrupción. En todo caso no nos extrañe que la genialidad de un Carreño cualquiera lograse demostrar que 165*3/5=98, usando la matemática del difunto. Bueno en revolución todo es posible.


Ahora bien tratando de entrar en el fondo de la cuestión, en el leitmotiv del porqué de la solicitud, se nos antoja que las intenciones de la habilitante son varias. La primera y posiblemente la que pareciese más acertada, sería legislar para meter presos a Capriles, al indio Guaruya, a Falcón, a Ledezma, a Pablo Pérez, a Pérez Viva, a Morel Rodríguez, al pollo Salas, al gato Briceño y quitarle la inmunidad parlamentaria a un buen número de diputados de la MUD, entre ellos a María Corina, a Borges, a Caldera, y paremos de contar. Esto lo han intentado pero con la ley sería mucho más expedito y así la Fiscalía, la Contraloría y el TSJ no tendrían rubor alguno, bueno nunca he creído que lo hayan tenido, para actuar de oficio. Y en cuanto a los poderes para legislar en los aspectos de economía es que le tienen la vista puesta a muchas empresas y empresarios y la posibilidad de seguir esquilmando a PDVSA, rematar los lingotes de oro y seguir regalando recursos a los amigos del ALBA y usar los dólares, con o sin CADIVI, para chantajear a mucha gente. Otra de las posibles intenciones podría ser la de acorralar a los que el propio Nicolás llama corruptos rojos rojitos. Allí entrarían, entre otros, el de los ojos bonitos y el jeque de PDVSA, logrando así liquidar varios pájaros de un solo tiro, quedándose como dueño absoluto del partido y del gobierno. Por algo él es hijo de Chávez y como tal su único heredero. Bruto Nicolás, yo te aviso. Quien manejó un autobús fácilmente puede manejar a un país como el nuestro y para ello tiene hasta colectora. Veremos dijo un ciego.


Regresar a LogicOnline

 

Anuncios

Queremos ayudarlo pero…

06/10/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

El señor Nicolás Maduro que funge (o será que finge) de primer mandatario nacional viene solicitándole a los venezolanos que lo ayudemos a gobernar. Y eso me parece muy bien. Todo gobernante, por muy preparado que sea, por mucha experiencia de conductor que tenga, por muy autosuficiente que se crea, necesita ayuda, sobre todo de su pueblo y en especial de los sectores que lo adversan, de la oposición pues. Pero claro quien pide ayuda debe tener bien claro que, como dicen por allí “no hay almuerzo gratis”. Así que si el señor Nicolás Maduro quiere ayuda, e insisto que es lo mejor para todos y en especial para el país, le hago llegar algunas sugerencias sobre cosas que debe hacer o dejar de hacer, para que comience ese proceso que es absolutamente normal en toda régimen democrático.

Los primero que tiene que hacer es comenzar a gobernar para todos los ciudadanos de este país, los que votaron por usted, los que no votaron por usted y los que no votaron. Pero además tiene que realmente gobernar, porque hasta ahora no lo ha hecho. Lo que ha hecho es hablar de su padre, putativo supongo, el comandante supremo y eterno. Debe dejar de verlo convertido en pajarito, dejar de dormir al lado de su supuesto féretro en el cuartel de la Montaña y dejar de soñar con él. En otras palabras dejarlo descansar en paz, donde quiera que esté. Conducir el país pues. Antes de continuar con esa aburridas cadenas, donde no dice nada y que le pedimos que reduzca al máximo y aunque parezca una nimiedad, le recomiendo que tome urgente, un curso intensivo de geografía, nacional e universal, y uno de gramática castellana. Por otro lado debe, tiene, que dejar de insultar a todo aquel que no piense como usted, bueno si es que usted piensa, debe permitir la crítica, la disidencia, las opiniones diversas. Debe dejar de imitar el lenguaje soez de su predecesor. A aquel, según algunos, le quedaba bien, pero a usted nada. El difunto nos decía chistes más o menos buenos, se reía uno, pero de los suyos ni hablar. Pare de viajar sin agenda alguna, gastando dólares de forma inútil y haciéndonos pasar pena ajena en otras latitudes.

Debe, tiene, que despolitizar la FAN, eso debe hacerlo de inmediato antes de que se formen los batallones adecos, copeyanos, justicieros, etc., y se forme la gran san pablera en los cuarteles. Recuerde que en una discusión política entre tercios armados al agotarse los argumentos salen a relucir los “hierros”. Ya no más comandante en jefe. Usted es ciudadano presidente, por lo menos así lo dijo el CNE. No más “estados mayores” para cualquier actividad de la vida nacional. Lo que necesitamos son profesionales preparados, expertos en las diferentes áreas de la administración pública, con o sin franelas rojas. Elimine ese bojote de ministerios y viceministerios inútiles y mande a sus cuarteles a tantos uniformados incapaces, buenos para nada. Deje que cada poder actúe por su cuenta, con autonomía e independencia, tal como lo establece la constitución. Métase en lo suyo y deje que los demás hagan su trabajo. Deje de imitar a su padre comandante cazando peleas con todo el mundo. Eso de imperialistas, derechas, burgués, apátrida y demás epítetos son buenos para cuando converse con los ñangaras de su partido pero no cuando hable como jefe de Estado. Deje ya de hacerle caso a tantos asesores trasnochados, incluidos los del G2, que le soplan al oído magnicidios, sabotajes y demás estupideces. Primero que usted no es ningún magno y después que los problemas del Metro, de la electricidad, del agua, de los puentes caídos, la escasez, la inflación, la inseguridad, la falta de billetes verdes, la corrupción, el valor del paralelo y demás graves problemas por los que atraviesa la nación, son de única y exclusiva responsabilidad de la cuerda de incapaces que lo rodean, incluido usted, con todo respeto. Enseñe a pescar no reparta más pescados. Dele los cobres completos a las universidades, a las de verdad.

Otras peticiones, para ayudarlo con gusto, podrían ser que le toque el pito de fuera al presidente y ministro de PDVSA, antes de que este la termine de destruir. Que no siga regalando los recursos de la nación, que saque a los militares cubanos de los cuarteles, que no se deje quitar el Esequibo, que regresa la capital de Venezuela de La Habana a Caracas, que no le siga parando pelotas a los hermanitos Castros. Ah, y “last but not least”, ordene que se resuelva legal y transparentemente lo de las elecciones del 14 de abril y lo de su partida de nacimiento. Y de seguro que podrá contar con todo nuestro apoyo. Al menos hasta que renuncie.


mailto:Iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a Logiconline

 


El otro yo del doctor Merengue

29/09/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro


Desaliento en la 68 de la ONU por la ausencia del hijo del supremo; bueno será en la 69, asamblea que de seguro será erótica.


De verdad que debo confesar que con todo lo que está pasando y que no pasa nada, siento aprensión, miedo, o para ponerlo en criollo “culillo”. Cada día se ven más disparates en todos los órdenes. Las noticias, y eso que yo creo firmemente que buena parte de ellas las están censurando o autocensurando, nos ponen los pelos de punta. Las noticias que se refieren a crímenes son verdaderamente horrorosas y su número supera a las de cualquier país en guerra. Con igual gravedad nos enteramos de las noticias de orden económica, sociales, políticas, militares, educativas, de salud, en fin que todo lo que está pasando está bien lejos de lo que debe y tiene que ser un país civilizado, con cierto grado de seriedad, y con un gobierno que gobierne y una sociedad que exija sus derechos. Ahora entiendo perfectamente el significado de “desgobierno” y la expresión, ahora lugar común, de “y no pasa nada”. Es que no hay gobierno, en el sentido real de la expresión, y con todo y la anarquía reinante en todos los órdenes no pasa nada que obligue a producir cambios en este estado de cosas.


Si le aplicamos la segunda ley de la termodinámica, usando la entropía como patrón de medida, a lo que nos está sucediendo en Venezuela, observamos como el sistema de gobierno que nos quiso imponer el teniente coronel felón difunto, lo que llamórevolución bolivariana socialista del siglo XXI, y que sus herederos insisten en continuar, es un sistema aislado que tiende, bueno ya llegó, al desorden. A media que pasan los días, y ya llevamos casi 5.000 días, las cosas tienden al caos. Si aplicamos la teoría de la comunicación, observamos un grado muy alto de incertidumbre. Y, la teoría nos señala, aplicada nuevamente al estado de cosas que estamos viviendo con este régimen, cuando la entropía sea máxima llegará la muerte. Simplemente comentemos algunos ejemplos, al azar y sin orden de prioridad, de la cotidianidad de actuaciones de este desgobierno para entender fácilmente lo que estamos comentando sin necesidad de ser expertos en termodinámica.


El gobierno se salió de la Corte Internacional de Derechos Humanos, justo cuando en el país hay más violaciones de esos derechos y no hay un sistema judicial confiable. Tenemos problemas graves de reservas monetarias y el BCV está quemando las pocas barretas de oro que nos quedan. La AN hace ya tiempo que no cumple sus funciones legislativas y sin embargo anda buscando, comprando, un diputado 99 para darle esos poderes, nuevamente, al ejecutivo. Por no querer endeudarnos, por simples pruritos ideológicos, con los organismos internacionales que facilitan recursos a los países bajo reglas ciertas, nos estamos endeudando hasta la coronilla con una potencia imperial comunista, como lo es China. El régimen se ufana en hablar de soberanía e independencia y resulta que nuestra capital política ahora es La Habana, nos olvidamos de la reclamación soberana sobre la Guyana Esequiba y estamos entregando PDVSA consorcios internacionales, sí como la explotación de nuestros recursos naturales no renovables. Tenemos un régimen lleno de militares en función de gobierno, y resulta que somos campeones en inseguridad, quintos mundialmente en secuestros. Nos damos el tupé montar casi sesenta bultos o maletas cargadas de y que supuestamente cocaína, en un avión y las autoridades viendo pa’rriba. El régimen predica amar a los pobres, a los que menos tienen, ya que es socialista, y resulta que la inflación devora los míseros salarios y la escasez de todos los productos de primera necesidad nos recuerda las largas colas que se hacían en los países comunistas para adquirir, no adquerir, alimentos y las que se hacen todavía en Corea del Norte y en nuestro país de adscripción política, Cuba. Del culto a la personalidad, típico de los regímenes comunistas, fascistas, autoritarios, ni hablar. Tenemos al “comandante supremo y eterno” hasta en la sopa. Del nepotismo ni nos ocupemos: los Flores y ahora los maduros como arroz, bueno es un decir, porque de este producto tampoco hay. Somos el único país del mundo con un ministerio de cárceles, según dicen, y las misma viven incendiadas, será por eso que a la ministra de esa cartera la llaman fosforito. Dígame los motorizados, sector altamente entrópico. Pero bueno como ya se dice cantando “ternemos patria” y a una pareja presidencial que nos gobierna, o desgobierna, de manitas agarradas. Y el dado de Dios llamando golpe. Que verraquera doña señora.


mailto:iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a LogicOnline

 


Tengo miedo

29/09/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Desaliento en la 68 de la ONU por la ausencia del hijo del supremo; bueno será en la 69, asamblea que de seguro será erótica.


De verdad que debo confesar que con todo lo que está pasando y que no pasa nada, siento aprensión, miedo, o para ponerlo en criollo “culillo”. Cada día se ven más disparates en todos los órdenes. Las noticias, y eso que yo creo firmemente que buena parte de ellas las están censurando o autocensurando, nos ponen los pelos de punta. Las noticias que se refieren a crímenes son verdaderamente horrorosas y su número supera a las de cualquier país en guerra. Con igual gravedad nos enteramos de las noticias de orden económica, sociales, políticas, militares, educativas, de salud, en fin que todo lo que está pasando está bien lejos de lo que debe y tiene que ser un país civilizado, con cierto grado de seriedad, y con un gobierno que gobierne y una sociedad que exija sus derechos. Ahora entiendo perfectamente el significado de “desgobierno” y la expresión, ahora lugar común, de “y no pasa nada”. Es que no hay gobierno, en el sentido real de la expresión, y con todo y la anarquía reinante en todos los órdenes no pasa nada que obligue a producir cambios en este estado de cosas.


Si le aplicamos la segunda ley de la termodinámica, usando la entropía como patrón de medida, a lo que nos está sucediendo en Venezuela, observamos como el sistema de gobierno que nos quiso imponer el teniente coronel felón difunto, lo que llamórevolución bolivariana socialista del siglo XXI, y que sus herederos insisten en continuar, es un sistema aislado que tiende, bueno ya llegó, al desorden. A media que pasan los días, y ya llevamos casi 5.000 días, las cosas tienden al caos. Si aplicamos la teoría de la comunicación, observamos un grado muy alto de incertidumbre. Y, la teoría nos señala, aplicada nuevamente al estado de cosas que estamos viviendo con este régimen, cuando la entropía sea máxima llegará la muerte. Simplemente comentemos algunos ejemplos, al azar y sin orden de prioridad, de la cotidianidad de actuaciones de este desgobierno para entender fácilmente lo que estamos comentando sin necesidad de ser expertos en termodinámica.


El gobierno se salió de la Corte Internacional de Derechos Humanos, justo cuando en el país hay más violaciones de esos derechos y no hay un sistema judicial confiable. Tenemos problemas graves de reservas monetarias y el BCV está quemando las pocas barretas de oro que nos quedan. La AN hace ya tiempo que no cumple sus funciones legislativas y sin embargo anda buscando, comprando, un diputado 99 para darle esos poderes, nuevamente, al ejecutivo. Por no querer endeudarnos, por simples pruritos ideológicos, con los organismos internacionales que facilitan recursos a los países bajo reglas ciertas, nos estamos endeudando hasta la coronilla con una potencia imperial comunista, como lo es China. El régimen se ufana en hablar de soberanía e independencia y resulta que nuestra capital política ahora es La Habana, nos olvidamos de la reclamación soberana sobre la Guyana Esequiba y estamos entregando PDVSA consorcios internacionales, sí como la explotación de nuestros recursos naturales no renovables. Tenemos un régimen lleno de militares en función de gobierno, y resulta que somos campeones en inseguridad, quintos mundialmente en secuestros. Nos damos el tupé montar casi sesenta bultos o maletas cargadas de y que supuestamente cocaína, en un avión y las autoridades viendo pa’rriba. El régimen predica amar a los pobres, a los que menos tienen, ya que es socialista, y resulta que la inflación devora los míseros salarios y la escasez de todos los productos de primera necesidad nos recuerda las largas colas que se hacían en los países comunistas para adquirir, no adquerir, alimentos y las que se hacen todavía en Corea del Norte y en nuestro país de adscripción política, Cuba. Del culto a la personalidad, típico de los regímenes comunistas, fascistas, autoritarios, ni hablar. Tenemos al “comandante supremo y eterno” hasta en la sopa. Del nepotismo ni nos ocupemos: los Flores y ahora los maduros como arroz, bueno es un decir, porque de este producto tampoco hay. Somos el único país del mundo con un ministerio de cárceles, según dicen, y las misma viven incendiadas, será por eso que a la ministra de esa cartera la llaman fosforito. Dígame los motorizados, sector altamente entrópico. Pero bueno como ya se dice cantando “ternemos patria” y a una pareja presidencial que nos gobierna, o desgobierna, de manitas agarradas. Y el dado de Dios llamando golpe. Que verraquera doña señora.


iolaizola@hotmail.com


Regresar a LogicOnline


 


Que no panda el cúnico

27/08/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Los periodistas de Globovisión nos recordaron que todavía hay ovarios y riñones en este país. No los olvidemos como a los pedevesos.

Se siente en el ambiente una especie de desolación, de impotencia, de desencanto. Lo noto en mis familiares y parientes cercanos y en amigos y conocidos. Pero también en los últimos artículos que estamos leyendo, en lo que circula en las redes sociales. En lo que opinan dirigentes políticos, escritores, analistas y opinadores. Las posibles salidas parece que se desvanecen. No se ve ninguna luz al final de este túnel quinceañero. El desespero comienza a hacer su aparición. Mal compañero por cierto. Lamentablemente esta situación hace que las baterías se enfilen hacia blancos equivocados. El liderazgo de Capriles se comienza a cuestionar, se le critica si hace o si no hace. Se le comienza a dar crédito a las acusaciones que el gobierno lanza. Se huele el excremento. Malo eso. A la MUD se le cuestiona. Se le exigen posturas un tanto alejadas de la ortodoxia democrática. A un hombre de la estatura de Ramón Guillermo Aveledo se le pone en entredicho. Malo, muy malo eso. “Nunca saldremos de esto” comienza a ser un lugar común. “Tendremos comunismo para siempre”. “Votar para qué, si ya el CNE decidió”. Pesimismo puro.

 

Otro bando toma la postura de la asonada. Del levantamiento en armas. De la salida violenta. Del golpe pues. Pero y con qué se sienta la cucaracha. Se propone el plan B, pero nadie dice el cómo, con quién, cuándo, donde, con qué. “Votos no, balas sí”. Gamelote puro. Normalmente se responde conque es que yo no puedo, estoy viejo, tengo hijos, estoy operado, vivo lejos. Trabajo en Australia. Resido en España. Tengo negocios en Miami. Como le dijo alguien a alguien: “con tan buena garganta y mandando a cantar”. Otros están de lleno en el proceso electoral. El del 8 de diciembre. Unos postulados por la MUD, que ganaron su candidatura en buena lid, en el proceso interno. Y los auto postulados por ambiciones personales, no importa si lo merecen o no, pero prestos a dividir y hacer perder posiciones importantes. Pero ambos sin mascar chicle y respirar al mismo tiempo. En cambio el gobierno y su partido no solo mascan chicle y respiran sino que joden y cómo joden.

 

Situación preocupante. Peligrosa. Insistimos, el desespero es muy mal consejero. Ya tuvimos oportunidades de cometer errores garrafales. Entre 2002 y 2005 la pusimos completa. Una inmensa y multitudinaria manifestación civil, civilista, civilizada, alegre pacífica hizo que el teniente coronel felón, hoy difunto, saliera de Miraflores, pero una caterva de ignaros políticos lo hizo regresar. Luego vinieron el paro petrolero y la huelga general, mal planificados y peor ejecutados, hizo hundir a PDVSA y quebrar muchas industrias y comercios. Y la consecuente fuga de talentos y la excusa al gobierno para achacarle todos sus males, hasta el día de hoy, al estilo del bloqueo cubano. Y la guinda o colofón: la no asistencia a las elecciones legislativas de 2005. Le entregamos en bandeja de plata la AN a estos castros comunistas. Mucha agua ha pasado debajo del puente. Nos hemos recuperado, hemos enmendado errores. De fuerza minoritaria pasamos a fuerza mayoritaria. Tenemos un líder, nos guste o no. Tenemos unidad.

 

Por su parte el gobierno y su partido quedaron sin cabeza visible. El eterno se marchó. Ahora hay facciones. Cada quien jala para su lado. Al designado, enchufado e ilegítimo nadie le para. La corrupción, la incapacidad, la ineficiencia los agobia. No dan pie con bola. Todo lo destruyen. La inseguridad no la pueden detener. La economía en el suelo. La escasez y la inflación campantes. Se acaban los cobres. Las protestas se multiplican. Rojos y no rojos en la calle. Lo que les queda es poner conchas de mango, potes de humo. Nos quieren empujar al abismo. Desesperar, provocar. Inventar magnicidios, golpes. José Vicente Rangel lo recuerda cada domingo. Diosdado y Carreño acusan sin pruebas. La Fiscal, la Defensora, la Contralora, el TSJ y el CNE le hacen comparsa. No caigamos en la trampa. No repitamos errores. Actuemos políticamente y dejemos actuar a los políticos. Mano ganada no se tranca. Hay que protestar, tomar la calle, marchar, denunciar, criticar, escribir, volantear, grafitear. Sin miedo. Y hacer campaña electoral. Votos si, balas y botas no. Todos a votar el 8D.

mailto:Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


Y si le damos una patada a la Constitución

20/08/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Manual de Urbanidad y Buenas Maneras by “Pedro Carreño”.

La constitución, que también se le llama carta magna, viene a ser “la norma suprema, escrita o no, de un Estado de derecho soberano u organización, establecida o aceptada para regirlo. La constitución fija los límites y define las relaciones entre los poderes del Estado (poderes que, en los países occidentales modernos, se definen como poder legislativo, ejecutivo y judicial) y de estos con sus ciudadanos, estableciendo así las bases para su gobierno y para la organización de las instituciones en que tales poderes se asientan. Este documento busca garantizar al pueblo sus derechos y libertades”. En la práctica es la mayor y suprema ley, la mamá de las leyes dijera alguien, que rige una nación y que todos deben obedecer y acatar, tanto los ciudadanos como el Estado. Eso es el deber ser, pero se da el caso que en algunos países, entre ellos el nuestro, eso no funciona del todo así. Lo primero que debemos aclarar es que la actual constitución de Venezuela, no fue redactada como tradicionalmente se hace, sino que fue hecha a la medida y capricho de una persona. “Yo quiero esto, esto y esto”, y así se hizo. Lo de la consulta popular y demás es puro cuento. Lo segundo es que la actual constitución es un bodrio desde el punto de vista idiomático, un ofensa a don Andrés Bello. Y lo tercero y más importante es que ha sido violada de forma exagerada desde su propio inicio. Recordemos que fue redactada y publicada varias veces y que por errores de transcripción o impresión. Yo tengo una publicada el dos de febrero de dos mil, justo a dos años del golpe oficial de Estado.

Ante tales circunstancias creo que sería bueno o prudente al menos, iniciar una discusión nacional sobre la viabilidad de que eliminemos la constitución y hagamos como los ingleses que se manejan por “green acts”, bueno aquí sería por “red acts” y así lograríamos, al menos, acabar con las violaciones constitucionales tal como dicen los ingleses: “Ninguna ley del Parlamento puede ser inconstitucional, porque la ley del país no conoce la palabra ni la idea”.[ Bueno aquí la conocemos y parece que muy bien, pero no le paramos. O si se prefiere, para no tomar de ejemplo cosas propias de los imperios, vayámonos por la vía de la anarquía. Actitud socio política que no nos es desconocida. Algunos creen que forma parte de nuestra idiosincrasia (o será INDIOsincracia). Pienso que para esto no se necesita convocar a ninguna constituyente, solo convencer a los hijos de Chávez y listo.

Esto lo propongo porque analizando lo ocurrido desde que entró en vigencia la “bicha”, la del librito azul, no hay día y acción estatal donde no se viole algún artículo de ella. Por cierto y para ser honor a la verdad, en la “moribunda” también ocurrían sus perlitas. A título indicativo, y sin mayores explicaciones debido a la restricción de espacio de una columna periodística, y porque es público y notorio, al punto que parecería una perogrullada cualquier explicación, paso a citar algunos de los artículos más violados, sin que ellos sean restrictivos.

El preámbulo. Los artículos 1, 2, 3*, 4, 5, 6**, 7 y 9* del Título I. Los artículos 21, 23, 25*, 31 del Título III, capítulo I. Artículo 41 del capítulo II. Artículos 43***, 44**, 46, 48***, 49**, 51, 53, 55, 57*, 58, 60*** del capítulo III. Artículo 67 del capítulo IV. Artículos del 82* al 87* y el 97* del capítulo V. Artículo 109*** del capítulo VI. Artículos 115*** y 116** del capítulo VII. Artículos 138**, 143, 145*** el Título IV, capítulo I. Artículo 158* del capítulo II. Artículo 188 del capítulo V. Artículos 230***, 254*, 256**, 280, 281*, 296**, 328***, 330***, 331, 333**** y el 350****.

(*) Más violados; (**) Requeteviolados; (***) Ultrajados; (****) Pendiente de aplicación.

Haga la prueba, léalos y me dice si no tengo razón en que hay que darle una patada a la constitución. Viva la anarquía, mueran las leyes.

mailto:Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


Democracia u otra salida

11/08/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Paciencia y más paciencia, constancia y más constancia. Así cayó el muro y la URSS. Así caerá esto también.

La vedad que después de la desaparición física del teniente coronel, hoy convertido en “comandante supremo y eterno”, el país ha entrado en una etapa bien complicada. El partido de gobierno, el PSUV, ha quedado descabezado, sin liderazgo, al menos liderazgo sólido. Por su parte el gobierno, presidido por alguien que llegó sin liderazgo alguno, puesto a dedos, después de haber ganado, según el CNE, unas elecciones muy cuestionadas que la mitad del país no lo reconoce coma tal presidente, se nota un desmadre total en la administración pública. Pasamos de un gobierno donde uno solo hablaba, ordenaba, disponía y todos los demás obedecían a uno donde parece que todos sus integrantes quieren aparecer, figurar. Cosa que por otra parte sería muy normal en una democracia pero que en estos catorce años nos tenían acostumbrados a otra cosa. Y lo peor es que no solo son varias voces, sino que esas voces andan cada una por su lado, con lo cual no hay coherencia en las acciones del gobierno. Es probable que el único punto de unión, común, sea la línea con los Castros, en Cuba.

Han pasado los primeros cien días de la administración de Nicolás Maduro y los problemas del país, que ya eran bastantes, se han incrementado y profundizado. Un presidente sin personalidad propia, usando para todo al comandante desaparecido. Siguen los ¡Aló Presidente!, como si no hubiese fallecido. El himno nacional lo canta él. Su imagen está en todas partes, en todos los actos oficiales. Todos se cobijan con sus palabras, sus discursos. Todo se hace porque él lo dijo, porque él lo ordenó. Pero cada uno interpretando sus palabras a su libre albedrío. Nicolás con su pajarito y su primera combatiente, ahora primera dama o más bien primera novia dado sus amapuches. Diosdado, además de jefe de la AN, ahora venido a canciller itinerante. Jaua de gobernador y Arreaza de ejecutivo en la calle. Los gobernadores “socialistas y revolucionarios” por la libre. El Polo Patriótico partido en toletes. El alto mando actuando de forma totalmente autónoma. Anarquía total. Peligroso no.

Por su parte la oposición, la MUD, con algunos agujeritos. Por una parte Capriles tratando de mantener y afianzar su liderazgo y por la otra algunos dirigentes de organizaciones que se supone deben estar dentro de la MUD, aceptando sus decisiones, tratando de montar tienda aparte. Jalando la braza para su sardina. Y muchos analistas políticos metiendo cizañas. Todos queriendo pescar en rio revuelto. Puede que tengan razón, pero me huele que no es el momento. Malo eso.

Ante este panorama el país a la deriva, despedazándose. Nada funciona. Las misiones parada o a media máquina. Huelgas y paros que nadie le para. Trabajadores de diferentes sectores, universitarios, gente de la salud, de las industrias básicas, del transporte, de la educación, protestando y nadie les para. No hay dinero para los hospitales ni para las universidades, ni para el magisterio, ni para ningún servicio público. La inseguridad sigue creciendo a pesar de lo que diga el general ministro. La corrupción haciendo de sus anchas a pesar de los berrinches de Nicolás. Pone zamuros a cuidar mortecina. Eso sí, el discurso ahora es mucho más agresivo que el del comandante, que es mucho decir. Lo escatológico ahora es de uso oficial. La hegemonía comunicacional en su apogeo. La intolerancia a 40 grados. Diálogo, que sería muy necesario, indispensable, regla de oro de la democracia, se hace cada vez más difícil con estos comunistas.

Entonces qué hacer. He ahí la cuestión. To be or not to be. ¿Usamos la Constitución para proceder? ¿Realmente las reglas de la democracia nos servirán para poder superar esta situación? Preguntas difíciles de contestar. Pero hay que intentarlo. Por lo pronto se nos avecinan unas nuevas elecciones. Hay que participar pero, y así se molesten muchos, tener un plan B, alternativo, a disposición. Por favor no confundir plan B con golpe de Estado. Debemos dejar bien claro que los únicos que pueden dar golpes de Estado son los grupos armados, en este caso los militares y los grupos armados del gobierno. Nosotros somos demócratas por convicción. Los del otro lado no sé si son.

mailto:Iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a LogicOnline

 


A %d blogueros les gusta esto: