YO NO ME CALLO

22/10/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

La historia, entre otras muchas cosas negativas, describirá a este gobierno castro comunista como el más corrupto y embustero.


Bastante sacrifico, sangre, sudor y lágrimas, le costó a varias generaciones de venezolanos conquistar el derecho de hablar libremente para que un tenientico nos venga a mandar a callar. No chamo, eso lo podías hacer en el pelotón que alguna vez comandaste, pero no aquí en este país de libertadores, que se supone de gente libre. Insólito pues resulta el hecho de aplicarle a dos diputados de la bancada democrática en la AN un reglamento fascista y que por portarse mal durante la intervención del designado presidente por el CNE y en consecuencia se les impida el derecho de palabra. Resulta y acontece, como dicen por allí, que esos dos diputados no son solo dos personas no, ellos representan un número importante de ciudadanos que los eligieron, que votaron por ellos para que los representaran en ese cuerpo colegiado y para que hablaran por ellos. Y si no me equivoco ellos fueron electos por más personas que el tenientico, es decir que representan mucho más gente que las que él representa. Así que pido, exijo, que se suspenda inmediatamente esa irracional y antidemocrática sanción de suspensión del derecho de palabra para ambos diputados. Los parlamentos son para parlar.


Realmente creo que se han dejado pasar muchas arbitrariedades de este régimen castro comunista. Esa conseja de que hay que aguantar para no dar pie a que estos facinerosos tuvieran motivos para darle una patada a la lámpara, creo que está llegando a su fin. La patada a la lámpara se la vienen dando desde el mismo inicio de este gobierno. Desde 1999. El teniente coronel felón difunto hizo lo que le vino en gana y nos lo tuvimos que calar por respeto y que a la voluntad popular. Hizo una constituyente inconstitucional, redactó una constitución a su manera, cambió el nombre de la república, modificó el escudo y la bandera porque le dio la gana. Convirtió a todos los poderes públicos en unos mandaderos de sus caprichos. Introdujo la división, el odio y la intolerancia en la escena política nacional. Cambió todas las reglas de comportamiento del hombre público. Se apropió groseramente de todos los recurso del Estado y los usó como le dio su real y canina gana. Militarizó la administración pública y convirtió a la FAN en un su partido político. Hizo de la corrupción el modus operandi de todo el gobierno. Montó su propio CNE, su propio TSJ, su propia Fiscalía. Vistió de rojo rojito a todos los funcionarios del Estado. Sacó listas y listicas para joder a los que no le bajaban la cerviz. Regaló nuestros recursos, los despilfarró. Llenó de cubanos lo cuarteles y muchos otros organismos claves del Estado. En fin que volvió un desastre al país. Lo destruyó, no solo en su infraestructura y su funcionamiento sino lo más grave lo destruyó moralmente. Y nos lo calamos y que por el bien de la democracia.


Ahora se va al más allá y nos deja a “un digno heredero”, alguien que no tiene mérito alguno para dirigir un país, ni siquiera una cantina de cuartel que fue la credencial más importante del difunto, y cuya cuna es de dudosa ubicación. Y como era de esperarse no solo continuó con el desastre nacional sino que lo profundizó. En escasos seis meses el caos es total, la anarquía nos devora. La inflación por las nubes. No hay alimentos. La gente se pelea y hasta se mata por un paquete de harina, un pote de leche o un litro de aceite. Su propio partido está en desbandada, hay grupos y grupúsculos. Los militares, los civiles, los tupas, los marxistas, los cubanos, los guerrilleros, los boliburgueses, los narcos y demás yerbas aromáticas. Cada quien jalando por su lado, a la libre. Y él viendo pajaritos, durmiendo con el supremo y eterno, pa’riba y pa’bajo de manitas agarradas. Y la corrupción campante y no contento con esto ahora pide, quiere, poderes especiales. Poderes especiales para qué. Será para hacer como el tenientico y prohibirnos hablar. Y será que seguiremos como hasta ahora, estoicamente, aguantando todo esto, viendo cómo se destruye la patria, como se le entrega a los castros, como se roban todo. Pues no debe, no puede ser. Al menos yo, no me callo. Mi única arma de combate es mi lengua a la que le presto mi PC para que se exprese. Y ningún tenientico ni conductor de bus me lo va a impedir. No sé ustedes, apreciados lectores, pero yo no me lo calo. En este paraninfo no entran ni uniformados ni analfabetas.


mailto:iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline


Poderes Especiales

15/10/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Lenguaje revolucionario de amor y paz: “Apátridas, prepárense que lo que viene es eneas con rinquincalla”.


De nuevo la revolución socialista castro comunista hace uso del último párrafo del artículo 203 de la Constitución Nacional para solicitar poderes especiales, a través de una ley habilitante. El teniente coronel felón difunto hizo uso de este artículo en 4 ocasiones durante los 14 años que estuvo des-gobernando, y las uso de manera bien amplia, es decir para todo lo que le vino en ganas. Nicolás el presidente proclamando por el CNE, mal leyendo un discurso malo que otro le escribió, en apenas 5 meses de mandato ya solicita ante la AN la primera. En ambos casos pereciera que no hacía falta ello por cuanto tenían amplia mayoría en el poder legislativo como para legislar a su antojo. Pero poder llama poder. En esta ocasión el motivo es el de atacar la corrupción y legislar de forma rápida, fast track, aun cuando hay una ley específica para ello y muchos mecanismos para combatirla. Pero adicionalmente en la solicitud se incluyen los aspectos económicos y se solicita el lapso de un año, valga decir que lo de la emergencia no tiene asidero y su propósito parece que va mucho más allá de lo del supuesto ataque a la corrupción. Claro que en esta oportunidad falta un mohicano para alcanzar las tres quintas partes de los miembros de la AN para lograr que se apruebe. Se comenta que hay una danza de billetes verdes tratando de comprar la conciencia del 99. Si ello ocurriese, estaríamos ante la paradoja de combatir corrupción con corrupción. En todo caso no nos extrañe que la genialidad de un Carreño cualquiera lograse demostrar que 165*3/5=98, usando la matemática del difunto. Bueno en revolución todo es posible.


Ahora bien tratando de entrar en el fondo de la cuestión, en el leitmotiv del porqué de la solicitud, se nos antoja que las intenciones de la habilitante son varias. La primera y posiblemente la que pareciese más acertada, sería legislar para meter presos a Capriles, al indio Guaruya, a Falcón, a Ledezma, a Pablo Pérez, a Pérez Viva, a Morel Rodríguez, al pollo Salas, al gato Briceño y quitarle la inmunidad parlamentaria a un buen número de diputados de la MUD, entre ellos a María Corina, a Borges, a Caldera, y paremos de contar. Esto lo han intentado pero con la ley sería mucho más expedito y así la Fiscalía, la Contraloría y el TSJ no tendrían rubor alguno, bueno nunca he creído que lo hayan tenido, para actuar de oficio. Y en cuanto a los poderes para legislar en los aspectos de economía es que le tienen la vista puesta a muchas empresas y empresarios y la posibilidad de seguir esquilmando a PDVSA, rematar los lingotes de oro y seguir regalando recursos a los amigos del ALBA y usar los dólares, con o sin CADIVI, para chantajear a mucha gente. Otra de las posibles intenciones podría ser la de acorralar a los que el propio Nicolás llama corruptos rojos rojitos. Allí entrarían, entre otros, el de los ojos bonitos y el jeque de PDVSA, logrando así liquidar varios pájaros de un solo tiro, quedándose como dueño absoluto del partido y del gobierno. Por algo él es hijo de Chávez y como tal su único heredero. Bruto Nicolás, yo te aviso. Quien manejó un autobús fácilmente puede manejar a un país como el nuestro y para ello tiene hasta colectora. Veremos dijo un ciego.


Regresar a LogicOnline

 


Queremos ayudarlo pero…

06/10/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

El señor Nicolás Maduro que funge (o será que finge) de primer mandatario nacional viene solicitándole a los venezolanos que lo ayudemos a gobernar. Y eso me parece muy bien. Todo gobernante, por muy preparado que sea, por mucha experiencia de conductor que tenga, por muy autosuficiente que se crea, necesita ayuda, sobre todo de su pueblo y en especial de los sectores que lo adversan, de la oposición pues. Pero claro quien pide ayuda debe tener bien claro que, como dicen por allí “no hay almuerzo gratis”. Así que si el señor Nicolás Maduro quiere ayuda, e insisto que es lo mejor para todos y en especial para el país, le hago llegar algunas sugerencias sobre cosas que debe hacer o dejar de hacer, para que comience ese proceso que es absolutamente normal en toda régimen democrático.

Los primero que tiene que hacer es comenzar a gobernar para todos los ciudadanos de este país, los que votaron por usted, los que no votaron por usted y los que no votaron. Pero además tiene que realmente gobernar, porque hasta ahora no lo ha hecho. Lo que ha hecho es hablar de su padre, putativo supongo, el comandante supremo y eterno. Debe dejar de verlo convertido en pajarito, dejar de dormir al lado de su supuesto féretro en el cuartel de la Montaña y dejar de soñar con él. En otras palabras dejarlo descansar en paz, donde quiera que esté. Conducir el país pues. Antes de continuar con esa aburridas cadenas, donde no dice nada y que le pedimos que reduzca al máximo y aunque parezca una nimiedad, le recomiendo que tome urgente, un curso intensivo de geografía, nacional e universal, y uno de gramática castellana. Por otro lado debe, tiene, que dejar de insultar a todo aquel que no piense como usted, bueno si es que usted piensa, debe permitir la crítica, la disidencia, las opiniones diversas. Debe dejar de imitar el lenguaje soez de su predecesor. A aquel, según algunos, le quedaba bien, pero a usted nada. El difunto nos decía chistes más o menos buenos, se reía uno, pero de los suyos ni hablar. Pare de viajar sin agenda alguna, gastando dólares de forma inútil y haciéndonos pasar pena ajena en otras latitudes.

Debe, tiene, que despolitizar la FAN, eso debe hacerlo de inmediato antes de que se formen los batallones adecos, copeyanos, justicieros, etc., y se forme la gran san pablera en los cuarteles. Recuerde que en una discusión política entre tercios armados al agotarse los argumentos salen a relucir los “hierros”. Ya no más comandante en jefe. Usted es ciudadano presidente, por lo menos así lo dijo el CNE. No más “estados mayores” para cualquier actividad de la vida nacional. Lo que necesitamos son profesionales preparados, expertos en las diferentes áreas de la administración pública, con o sin franelas rojas. Elimine ese bojote de ministerios y viceministerios inútiles y mande a sus cuarteles a tantos uniformados incapaces, buenos para nada. Deje que cada poder actúe por su cuenta, con autonomía e independencia, tal como lo establece la constitución. Métase en lo suyo y deje que los demás hagan su trabajo. Deje de imitar a su padre comandante cazando peleas con todo el mundo. Eso de imperialistas, derechas, burgués, apátrida y demás epítetos son buenos para cuando converse con los ñangaras de su partido pero no cuando hable como jefe de Estado. Deje ya de hacerle caso a tantos asesores trasnochados, incluidos los del G2, que le soplan al oído magnicidios, sabotajes y demás estupideces. Primero que usted no es ningún magno y después que los problemas del Metro, de la electricidad, del agua, de los puentes caídos, la escasez, la inflación, la inseguridad, la falta de billetes verdes, la corrupción, el valor del paralelo y demás graves problemas por los que atraviesa la nación, son de única y exclusiva responsabilidad de la cuerda de incapaces que lo rodean, incluido usted, con todo respeto. Enseñe a pescar no reparta más pescados. Dele los cobres completos a las universidades, a las de verdad.

Otras peticiones, para ayudarlo con gusto, podrían ser que le toque el pito de fuera al presidente y ministro de PDVSA, antes de que este la termine de destruir. Que no siga regalando los recursos de la nación, que saque a los militares cubanos de los cuarteles, que no se deje quitar el Esequibo, que regresa la capital de Venezuela de La Habana a Caracas, que no le siga parando pelotas a los hermanitos Castros. Ah, y “last but not least”, ordene que se resuelva legal y transparentemente lo de las elecciones del 14 de abril y lo de su partida de nacimiento. Y de seguro que podrá contar con todo nuestro apoyo. Al menos hasta que renuncie.


mailto:Iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a Logiconline