Que no panda el cúnico

27/08/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Los periodistas de Globovisión nos recordaron que todavía hay ovarios y riñones en este país. No los olvidemos como a los pedevesos.

Se siente en el ambiente una especie de desolación, de impotencia, de desencanto. Lo noto en mis familiares y parientes cercanos y en amigos y conocidos. Pero también en los últimos artículos que estamos leyendo, en lo que circula en las redes sociales. En lo que opinan dirigentes políticos, escritores, analistas y opinadores. Las posibles salidas parece que se desvanecen. No se ve ninguna luz al final de este túnel quinceañero. El desespero comienza a hacer su aparición. Mal compañero por cierto. Lamentablemente esta situación hace que las baterías se enfilen hacia blancos equivocados. El liderazgo de Capriles se comienza a cuestionar, se le critica si hace o si no hace. Se le comienza a dar crédito a las acusaciones que el gobierno lanza. Se huele el excremento. Malo eso. A la MUD se le cuestiona. Se le exigen posturas un tanto alejadas de la ortodoxia democrática. A un hombre de la estatura de Ramón Guillermo Aveledo se le pone en entredicho. Malo, muy malo eso. “Nunca saldremos de esto” comienza a ser un lugar común. “Tendremos comunismo para siempre”. “Votar para qué, si ya el CNE decidió”. Pesimismo puro.

 

Otro bando toma la postura de la asonada. Del levantamiento en armas. De la salida violenta. Del golpe pues. Pero y con qué se sienta la cucaracha. Se propone el plan B, pero nadie dice el cómo, con quién, cuándo, donde, con qué. “Votos no, balas sí”. Gamelote puro. Normalmente se responde conque es que yo no puedo, estoy viejo, tengo hijos, estoy operado, vivo lejos. Trabajo en Australia. Resido en España. Tengo negocios en Miami. Como le dijo alguien a alguien: “con tan buena garganta y mandando a cantar”. Otros están de lleno en el proceso electoral. El del 8 de diciembre. Unos postulados por la MUD, que ganaron su candidatura en buena lid, en el proceso interno. Y los auto postulados por ambiciones personales, no importa si lo merecen o no, pero prestos a dividir y hacer perder posiciones importantes. Pero ambos sin mascar chicle y respirar al mismo tiempo. En cambio el gobierno y su partido no solo mascan chicle y respiran sino que joden y cómo joden.

 

Situación preocupante. Peligrosa. Insistimos, el desespero es muy mal consejero. Ya tuvimos oportunidades de cometer errores garrafales. Entre 2002 y 2005 la pusimos completa. Una inmensa y multitudinaria manifestación civil, civilista, civilizada, alegre pacífica hizo que el teniente coronel felón, hoy difunto, saliera de Miraflores, pero una caterva de ignaros políticos lo hizo regresar. Luego vinieron el paro petrolero y la huelga general, mal planificados y peor ejecutados, hizo hundir a PDVSA y quebrar muchas industrias y comercios. Y la consecuente fuga de talentos y la excusa al gobierno para achacarle todos sus males, hasta el día de hoy, al estilo del bloqueo cubano. Y la guinda o colofón: la no asistencia a las elecciones legislativas de 2005. Le entregamos en bandeja de plata la AN a estos castros comunistas. Mucha agua ha pasado debajo del puente. Nos hemos recuperado, hemos enmendado errores. De fuerza minoritaria pasamos a fuerza mayoritaria. Tenemos un líder, nos guste o no. Tenemos unidad.

 

Por su parte el gobierno y su partido quedaron sin cabeza visible. El eterno se marchó. Ahora hay facciones. Cada quien jala para su lado. Al designado, enchufado e ilegítimo nadie le para. La corrupción, la incapacidad, la ineficiencia los agobia. No dan pie con bola. Todo lo destruyen. La inseguridad no la pueden detener. La economía en el suelo. La escasez y la inflación campantes. Se acaban los cobres. Las protestas se multiplican. Rojos y no rojos en la calle. Lo que les queda es poner conchas de mango, potes de humo. Nos quieren empujar al abismo. Desesperar, provocar. Inventar magnicidios, golpes. José Vicente Rangel lo recuerda cada domingo. Diosdado y Carreño acusan sin pruebas. La Fiscal, la Defensora, la Contralora, el TSJ y el CNE le hacen comparsa. No caigamos en la trampa. No repitamos errores. Actuemos políticamente y dejemos actuar a los políticos. Mano ganada no se tranca. Hay que protestar, tomar la calle, marchar, denunciar, criticar, escribir, volantear, grafitear. Sin miedo. Y hacer campaña electoral. Votos si, balas y botas no. Todos a votar el 8D.

mailto:Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


Y si le damos una patada a la Constitución

20/08/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Manual de Urbanidad y Buenas Maneras by “Pedro Carreño”.

La constitución, que también se le llama carta magna, viene a ser “la norma suprema, escrita o no, de un Estado de derecho soberano u organización, establecida o aceptada para regirlo. La constitución fija los límites y define las relaciones entre los poderes del Estado (poderes que, en los países occidentales modernos, se definen como poder legislativo, ejecutivo y judicial) y de estos con sus ciudadanos, estableciendo así las bases para su gobierno y para la organización de las instituciones en que tales poderes se asientan. Este documento busca garantizar al pueblo sus derechos y libertades”. En la práctica es la mayor y suprema ley, la mamá de las leyes dijera alguien, que rige una nación y que todos deben obedecer y acatar, tanto los ciudadanos como el Estado. Eso es el deber ser, pero se da el caso que en algunos países, entre ellos el nuestro, eso no funciona del todo así. Lo primero que debemos aclarar es que la actual constitución de Venezuela, no fue redactada como tradicionalmente se hace, sino que fue hecha a la medida y capricho de una persona. “Yo quiero esto, esto y esto”, y así se hizo. Lo de la consulta popular y demás es puro cuento. Lo segundo es que la actual constitución es un bodrio desde el punto de vista idiomático, un ofensa a don Andrés Bello. Y lo tercero y más importante es que ha sido violada de forma exagerada desde su propio inicio. Recordemos que fue redactada y publicada varias veces y que por errores de transcripción o impresión. Yo tengo una publicada el dos de febrero de dos mil, justo a dos años del golpe oficial de Estado.

Ante tales circunstancias creo que sería bueno o prudente al menos, iniciar una discusión nacional sobre la viabilidad de que eliminemos la constitución y hagamos como los ingleses que se manejan por “green acts”, bueno aquí sería por “red acts” y así lograríamos, al menos, acabar con las violaciones constitucionales tal como dicen los ingleses: “Ninguna ley del Parlamento puede ser inconstitucional, porque la ley del país no conoce la palabra ni la idea”.[ Bueno aquí la conocemos y parece que muy bien, pero no le paramos. O si se prefiere, para no tomar de ejemplo cosas propias de los imperios, vayámonos por la vía de la anarquía. Actitud socio política que no nos es desconocida. Algunos creen que forma parte de nuestra idiosincrasia (o será INDIOsincracia). Pienso que para esto no se necesita convocar a ninguna constituyente, solo convencer a los hijos de Chávez y listo.

Esto lo propongo porque analizando lo ocurrido desde que entró en vigencia la “bicha”, la del librito azul, no hay día y acción estatal donde no se viole algún artículo de ella. Por cierto y para ser honor a la verdad, en la “moribunda” también ocurrían sus perlitas. A título indicativo, y sin mayores explicaciones debido a la restricción de espacio de una columna periodística, y porque es público y notorio, al punto que parecería una perogrullada cualquier explicación, paso a citar algunos de los artículos más violados, sin que ellos sean restrictivos.

El preámbulo. Los artículos 1, 2, 3*, 4, 5, 6**, 7 y 9* del Título I. Los artículos 21, 23, 25*, 31 del Título III, capítulo I. Artículo 41 del capítulo II. Artículos 43***, 44**, 46, 48***, 49**, 51, 53, 55, 57*, 58, 60*** del capítulo III. Artículo 67 del capítulo IV. Artículos del 82* al 87* y el 97* del capítulo V. Artículo 109*** del capítulo VI. Artículos 115*** y 116** del capítulo VII. Artículos 138**, 143, 145*** el Título IV, capítulo I. Artículo 158* del capítulo II. Artículo 188 del capítulo V. Artículos 230***, 254*, 256**, 280, 281*, 296**, 328***, 330***, 331, 333**** y el 350****.

(*) Más violados; (**) Requeteviolados; (***) Ultrajados; (****) Pendiente de aplicación.

Haga la prueba, léalos y me dice si no tengo razón en que hay que darle una patada a la constitución. Viva la anarquía, mueran las leyes.

mailto:Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


Democracia u otra salida

11/08/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Paciencia y más paciencia, constancia y más constancia. Así cayó el muro y la URSS. Así caerá esto también.

La vedad que después de la desaparición física del teniente coronel, hoy convertido en “comandante supremo y eterno”, el país ha entrado en una etapa bien complicada. El partido de gobierno, el PSUV, ha quedado descabezado, sin liderazgo, al menos liderazgo sólido. Por su parte el gobierno, presidido por alguien que llegó sin liderazgo alguno, puesto a dedos, después de haber ganado, según el CNE, unas elecciones muy cuestionadas que la mitad del país no lo reconoce coma tal presidente, se nota un desmadre total en la administración pública. Pasamos de un gobierno donde uno solo hablaba, ordenaba, disponía y todos los demás obedecían a uno donde parece que todos sus integrantes quieren aparecer, figurar. Cosa que por otra parte sería muy normal en una democracia pero que en estos catorce años nos tenían acostumbrados a otra cosa. Y lo peor es que no solo son varias voces, sino que esas voces andan cada una por su lado, con lo cual no hay coherencia en las acciones del gobierno. Es probable que el único punto de unión, común, sea la línea con los Castros, en Cuba.

Han pasado los primeros cien días de la administración de Nicolás Maduro y los problemas del país, que ya eran bastantes, se han incrementado y profundizado. Un presidente sin personalidad propia, usando para todo al comandante desaparecido. Siguen los ¡Aló Presidente!, como si no hubiese fallecido. El himno nacional lo canta él. Su imagen está en todas partes, en todos los actos oficiales. Todos se cobijan con sus palabras, sus discursos. Todo se hace porque él lo dijo, porque él lo ordenó. Pero cada uno interpretando sus palabras a su libre albedrío. Nicolás con su pajarito y su primera combatiente, ahora primera dama o más bien primera novia dado sus amapuches. Diosdado, además de jefe de la AN, ahora venido a canciller itinerante. Jaua de gobernador y Arreaza de ejecutivo en la calle. Los gobernadores “socialistas y revolucionarios” por la libre. El Polo Patriótico partido en toletes. El alto mando actuando de forma totalmente autónoma. Anarquía total. Peligroso no.

Por su parte la oposición, la MUD, con algunos agujeritos. Por una parte Capriles tratando de mantener y afianzar su liderazgo y por la otra algunos dirigentes de organizaciones que se supone deben estar dentro de la MUD, aceptando sus decisiones, tratando de montar tienda aparte. Jalando la braza para su sardina. Y muchos analistas políticos metiendo cizañas. Todos queriendo pescar en rio revuelto. Puede que tengan razón, pero me huele que no es el momento. Malo eso.

Ante este panorama el país a la deriva, despedazándose. Nada funciona. Las misiones parada o a media máquina. Huelgas y paros que nadie le para. Trabajadores de diferentes sectores, universitarios, gente de la salud, de las industrias básicas, del transporte, de la educación, protestando y nadie les para. No hay dinero para los hospitales ni para las universidades, ni para el magisterio, ni para ningún servicio público. La inseguridad sigue creciendo a pesar de lo que diga el general ministro. La corrupción haciendo de sus anchas a pesar de los berrinches de Nicolás. Pone zamuros a cuidar mortecina. Eso sí, el discurso ahora es mucho más agresivo que el del comandante, que es mucho decir. Lo escatológico ahora es de uso oficial. La hegemonía comunicacional en su apogeo. La intolerancia a 40 grados. Diálogo, que sería muy necesario, indispensable, regla de oro de la democracia, se hace cada vez más difícil con estos comunistas.

Entonces qué hacer. He ahí la cuestión. To be or not to be. ¿Usamos la Constitución para proceder? ¿Realmente las reglas de la democracia nos servirán para poder superar esta situación? Preguntas difíciles de contestar. Pero hay que intentarlo. Por lo pronto se nos avecinan unas nuevas elecciones. Hay que participar pero, y así se molesten muchos, tener un plan B, alternativo, a disposición. Por favor no confundir plan B con golpe de Estado. Debemos dejar bien claro que los únicos que pueden dar golpes de Estado son los grupos armados, en este caso los militares y los grupos armados del gobierno. Nosotros somos demócratas por convicción. Los del otro lado no sé si son.

mailto:Iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a LogicOnline

 


Y palo y palo y palo..………

04/08/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Yo no soy colombiano, yo soy un hombre universal, del universo claro.

No, no me refiero a lo que según la canción de Billo’s el Magallanes le propina a sus rivales, en especial a los leones del Caracas. No, nos referimos a lo que la revolución nos hace desde que llegó. Ya son tres largos e interminables lustros de atropellos de un régimen que cada día hace lo que le da su real y canina gana. Apenas el ahora difunto asumió el poder comenzaron las violaciones a la Constitución. La primera que recibió palo fue la moribunda, la de 1961. Se convocó a una constituyente sin asidero constitucional alguno. Y la inmensa mayoría del país, lo acató sumisamente. A palo limpio se hizo la nueva constitución. Y de allí en adelante se hizo lo que el jefe ordenaba. Se le cayó a palo al viejo congreso. Se le dio palo al nombre de la república. Igual tratamiento comenzaron a recibir los poderes públicos. Se apaleó a las Fuerzas Armadas, a PDVSA, a las universidades, a la educación en general, a la salud, a la CTV, a FEDECÁMARAS, a los bancos, la industria, el comercio, las fincas, la propiedad, y a cuanta institución u organismo se atravesara. Todo el país, sus instituciones, públicas y privadas, los partidos políticos, las ONG’s, la gente toda, fueron convertidos en piñata. Y el país fue amoldando su lomo para recibir esa palamentazón. Palo, palo, palo, palo palito palo he.

Los dirigentes y analistas políticos, los escribidores, y mucha gente más decían hasta aquí, ya no más palos. Pero igual seguíamos poniendo el lomo. Cada evento, decíamos, sería el último, no más lomo, pero que va, siempre había otra paliza. Y así fueron pasando los días, los meses, los años. El teniente coronel le ordenaba al CNE, bajo amenaza de paliza, que le contara bien los votos. Se hizo invencible pues. Y así seguimos, palo y elecciones. Y el teniente coronel ya hecho “comandante en jefe” se marchó al más allá, posiblemente agobiado de tanto repartir palos, y se convirtió en el “comandante supremo y eterno”. Y le pasó el garrote a su pupilo Nicolás. Y siguieron los palos. Antes del deceso había un solo paleador ahora empeoró la cosa. Hay más garroteros. Lo digo porque el de los ojos bonitos tiene su propio garrote y como lo usa. Igual el actual ministro del pepe para la Justicia y Paz. La Fiscal y la Defensora también tienen su palito de escoba. Los vices, la ministra armada, el ministro de las alma mater y los magistrados del TSJ también tienen sus varas. Y paremos de contar. Bueno ni el Magallanes en sus mejores tiempos, en los de Lázaro Salazar, el “Príncipe de Belén”.

Pero somos un bravo pueblo, como dice nuestro himno nacional. Tan bravos que aguantamos la paliza muertos de la risa. Para muestra un botón. Vimos por Tv al ex diputado Mardo con una sonrisa a flor de labio, cuando el diputado presidente, el garrotero dos, le anunciaba el allanamiento de su inmunidad parlamentaria. Pero no solo él, también sus compañeros de bancada celebraban, supongo porque pensaban que “ahora si van a saber quiénes somos nosotros”. O será por eso que llaman masoquismo. No sé, a mí que me registren. Además de bravos somos arr….. Que nos caigan a palos, pero ya verán. Los esperamos en la bajadita. El 8 de diciembre la paliza se la damos nosotros. CNE mediante. Parodiando al tango “15 años no son nada”. El eterno murió, el maduro se pudrirá y vendrá el dado de dios y luego el yerno y después el nieto. Y así for ever. Discúlpenme el optimismo pero es que ya la laceración del lomo se me convirtió en callo. ¿Será que nos salvará un palo? me refiero a un palo de agua. Pancho I ayúdanos.

 

mailto:Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


A %d blogueros les gusta esto: