Si quiere conservar su empleo, medite sobre las redes sociales

22/04/2013

Por Iván Abreu Anaya

Según especialistas, el auge de las redes sociales está perjudicando a muchos usuarios que abandonan sus tareas laborales por atender estas plataformas. El límite entre un usuario frecuente y un adicto a las redes sociales aún está por definir, pero la tendencias a compartir pensamientos íntimos pone en riesgo la privacidad, las relaciones y en muchos casos hasta el trabajo.

Los extremos siempre han sido perjudiciales para todos los aspectos de la vida. En las redes sociales, este patrón no cambia en absoluto. Un uso indiscriminado de páginas como Facebook, Tuenti, Twitter, etc. puede acabar por generarle más problemas que beneficios.

Los expertos coinciden en que desde el florecimiento de estos espacios cibernéticos la sociedad ha cambiado su perspectiva y sus relaciones interpersonales. Es habitual asistir a reuniones en las que existen momentos de silencio provocados por la excesiva atención que prestan sus miembros a sus cuentas en la red.

Mientras estas actitudes se generen en mentos de ocio no existe mayor inconveniente, el problema según los especialistas es cuando se traslada el mismo comportamiento a las oficinas y espacios de trabajo.

El digital especializado Money Watch de la CBS News desvela cinco motivos por los cuales las redes sociales pueden ocasionarle un despido justificado o hacer perder su recién adquirido ascenso:

Quejarse de los clientes o su jefe en la red

Resulta tentador compartir un mal día en la oficina con los amigos y seguidores de su cuenta, ya que puede suponer un desahogo y una válvula de escape de los problemas de la jornada.

Hacerlo sin contar con que los futuros empleadores potenciales (por no hablar de su jefe actual) pueden ver todo lo que escribe es una acción poco acertada.

“Si este comportamiento es observado por un reclutador, percibirá tal acción como la actitud de alguien que no se preocupa por su trabajo y no tendrá en cuenta para el puesto en su empresa”, opina la experta y editora de redes Heather R. Huhman.

Publicar información confidencial

La forma de manejar información privilegiada en su trabajo actual le da una ventana a cómo se puede manejar en la siguiente posición. Por tanto, “no sólo podría estar infringiendo la ley publicando información confidencial de la empresa, sino que además usted está transmitiendo a sus potenciales empleadores que pueden y va a ponerlos en peligro,” dice Nathan Parcells, co-fundador y director de marketing de InternMatch,, una plataforma online que pone en contacto a estudiantes universitarios y empleadores.

Estar en Twitter permanentemente

Coincidir 24 horas al día, siete días de la semana es totalmente perjudicial. A menos que su trabajo requiera que usted mantenga la alimentación de información de su empresa en las redes, usted no debe estar todo el día contando a cada paso de su rutina.

“Esto puede ser una señal de alerta para los reclutadores. Ellos comenzarán a pensar que gasta todo su tiempo en las redes sociales y resulta poco productivo para cualquier captador de recursos humanos”, afirma Huhman.

Enlaces a fuentes dudosas

Si su sector empresarial valora la investigación y la información completa, publicando información no corroborada con enlaces a sitios como Wikipedia puede disminuir su credibilidad profesional. Parcells dice: “Usted puede empeorar las cosas en su búsqueda de empleo si se vincula sistemáticamente con información de fuentes que no son legítimas.”

Falsos perfiles

Si usted no se llama a sí mismo un “gurú del marketing” en su hoja de vida, no lo haga en su Twitter o en su Facebook, Huhman dice: “Si usted dice de sí mismo ser un experto, es mejor ser capaz de soportarlo y corroborarlo antes que con su título con experiencia, conocimientos y habilidades al entrar en la entrevista, y no con falsos datos publicados en sus cuentas que terminarán por parecer fraudulentas a sus captadores o jefes actuales”.

Dosificar de manera útil el uso de las redes sociales es la recomendación de los expertos, cualquier herramienta deberá ser un aliado en su camino profesional y no un instrumento perjudicial para obtener sus propósitos. Medítelo.

 

Regresar a LogicOnline

 

Anuncios

De nuevo a votar sin miedo y a conciencia

08/04/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Ya nadie cree en pajarito preñado.

Aunque se diga que estamos ante la campaña más corta de todos los tiempos, a nosotros no nos parece ya que este gobierno lleva más de catorce años en campaña electoral, que es lo único que sabe hacer. Así fue en la era del teniente coronel fallecido y lo ha sido en estos días del “heredero”. Mientras tanto el país continúa su rumbo al despeñadero. La inseguridad se lleva buena parte de nuestra juventud, la corrupción alcanza niveles nunca vistos, la inflación nos come el pírrico salario, la escasez de bienes nos convierte en turistas bodegueros, las autopistas y carreteras intransitables, los hospitales y escuelas destartaladas en fin un país en ruinas. Han sido años de permanente agite electoral y desgobierno. Ahora debido a un sobrevenido, dentro de escasos días estaremos nuevamente votando. En esta oportunidad la oposición democrática repite su candidato. Un candidato lleno de juventud, alegre, que nuevamente recorre todos los rincones de la patria, llevando un mensaje de unión, de esperanza y fe en el futuro. Oyendo más que hablando. Ya hace unos meses atrás le latió en la cueva al “invencible”. Se enfrentó a un candidato aquejado por dolencias graves que le hacían incierto el provenir, pero que usando todos los recursos del Estado y escondiendo su gravedad, mintiendo, engañó nuevamente al pueblo. Sin embargo en esa contienda electoral 6.7 millones de compatriotas, no se dejaron engañar, le dijeron no al castro comunismo. Esta vez se enfrentará al “heredero”, al designado en su último aparición pública. Al que hemos dado en llamar “fotocopia sin tóner”.

No pareciese un lugar común decir que en estas elecciones nos estamos jugando el destino de la República. Ya habíamos previsto que si el 7 de octubre ganaba nuevamente el teniente coronel felón, entraríamos definitivamente a transitar el llamado socialismo del siglo XXI, profundizando la revolución castro comunista. Y todo ello con las consecuencias ya conocidas. No fue así, fue peor. Ganó el “comandante en jefe” y entramos en un período sin gobierno. El vencedor en Cuba, “convaleciente”, imposibilitado de dirigir un gobierno y un encargado, yendo y viniendo, incapaz de gobernar. Hasta que el destino se impuso y todos los poderes públicos, violando nuevamente la constitución, se pusieron de acuerdo para convocarnos nuevamente a elecciones. En una fecha que para el gobierno es gloriosa y para el país nefasta.

El 14 de abril, con el ejercicio del voto, tendremos nuevamente solo dos caminos a transitar. Uno que nos lleva al socialismo, eufemismo de comunismo, y el otro que nos conduciría al sistema democrático. En el primer camino sabemos, por experiencia, ahora más que nunca, que es un camino que nos conduciría a la conculcación de la iniciativa individual, a la pérdida de la propiedad privada y de los valores más arraigados de nuestra sociedad. A una situación de repartición de la escasez, del hambre. A la miseria de muchos y a la riqueza de pocos. Un solo partido, una sola doctrina. El otro camino, el que nos señala el candidato de la democracia, nos conduciría a un país con porvenir, de esperanzas, con posibilidades de ascender en la escala socio-económica, de mejorar la calidad de nuestras vidas. De educar a nuestros hijos según nuestros pareceres. De muchas y diversas opiniones. De posibilidad de alternabilidad en el poder. Seguro que con muchos problemas pero con más posibilidades de solucionarlos. Un camino perfectible al andar.

Si de nuevo nos equivocamos este 14/04 estaremos dejando el porvenir de nuestra patria en manos de un grupo que no tiene la más mínima idea de lo que es gobernar. Negro provenir. Comenzaríamos a transitar el camino por donde hasta los cubanos están de regreso. A votar por favor, pero a votar bien, sin miedo.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnlne

 


A %d blogueros les gusta esto: