Apología al delito y al golpe

23/02/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Hoy, más que nunca, se hace necesario mantenernos unidos ante los atropellos del castro comunismo.


Esta ha sido la característica de este gobierno desde sus propios inicios. El teniente coronel felón asumió el poder el 2 de febrero de 1999, pero no realizó el desfile militar tradicional ese día sino el 4 de febrero, fecha aniversario del fallido y cruento golpe de Estado que él comandó en contra de las instituciones y la democracia. Con ese acto nos anunciaba que esa sería una nueva fecha patria y rescataba así las bondades de aquel fallido acto de felonía. Pero no contento con ello, en ese mismo acto, y dirigiéndose a la para ese momento presidente de la Corte Suprema de Justicia, Dra. Sosa le dijo, palabras más palabras menos, que robar por hambre no era delito. Y allí se dio inicio a este disparate que lleva ya más de catorce años. Justo al mes de aquella “sugerencia presidencial” fue asesinado un amigo, el negro Azocar, subiendo de Maiquetía y cuando atraparon al delincuente este argumentó en su descarga que lo hacía porque tenía hijos y no tenía como alimentarlos. Mucha agua ha corrido debajo de los puentes desde aquel día y muchos cadáveres han ingresado a las morgues del país, muchas familias se han enlutado, muchos jóvenes se han marchado de esta vida antes de tiempo. Catorce años de desangrado bajo una impunidad total de parte de los organismos responsables de la seguridad del país. Sin miedo a equivocarnos podemos decir que esto obedece a una política de Estado, de este gobierno castro comunista.

 

Y ello ha marcado la actuación de todos los poderes, de todas las estructuras de la vida nacional. Se han creado grupos armados, círculos, colectivos, milicias, patotas motorizadas, cuya característica fundamental es la violencia. El uso de las armas para resolver conflictos. Y eso lo ha imitado el hampa común. Y los cuerpos de seguridad del Estado, responsables de parar esto, bien gracias. Se han creado muchos planes para combatir la inseguridad, pero solo en el papel, porque se mantiene la política de Estado de no hacer nada, más bien de auparlo. Para que el miedo cunda en todos. Y lo han logrado. Los fines de semana tenemos partes de guerra. En las cárceles la muerte ronda a diario. Y ¿quiénes meten las armas?. Difícil de saber, no? En los barrios y en las urbanizaciones y en todas las ciudades y pueblos de nuestra geografía hay toque de queda todas las noches. El secuestro exprés. El narcotráfico, la guerrilla. Y el discurso gubernamental totalmente ajeno a esto, más bien cada discurso de los personeros del gobierno y el partido oficial, incluido el propio jefe del Estado, es una pieza de apología al delito, un llamado a delinquir, una amenaza contra todos, un llamado a la violencia y al odio. Policía Nacional, Guardia Nacional Bolivariana, Guardia del Pueblo. Pero ellos son parte del problema y también los matan.

 

Recientemente, como consecuencia de las dolencias del teniente coronel que ha dejado al país en una ingobernabilidad total, más de la que teníamos antes que ya era para coger palco, de prácticamente no tener gobierno, al menos un gobierno ajustado a derecho, constitucional, estamos asistiendo a un torneo de ver quién de los herederos es más violento en su discurso, más violento en su actuación, más agresivo en su postura, más destilador de odio. Más Cuba y menos Venezuela. Más Fidel y menos Bolívar. Esta semana que acaba de concluir hemos presenciado nuevamente cómo se hace apología al golpe de Estado, con las celebraciones de otro 4 de febrero, con asistencia de miembros de todos los poderes del Estado y de las FAN, con lo cual se hace legal, se despenaliza, de alguna manera el dar golpes de Estado. Y en la AN se monta un torneo, un circo, un show, que le hace daño a la democracia, bueno si es que todavía queda algún vestigio de ella. Porque desde mi humilde punto de vista y ahora postura oficial de mi partido, según las propias declaraciones del Secretario General, el compañero Henry Ramos, en la reunión anual de la Internacional Socialista. Ni democracia ni socialismo, dijo. Y en ello lo acompañó el MAS y UNT. Esperemos que el próximo paso sea llamar a este gobierno por su verdadero nombre, un gobierno comunista, castro comunista. Forajido, apañador de delincuentes y delincuencia, amigo de gobiernos dictatoriales, violadores de derechos humanos, de grupos guerrilleros y de narcotraficantes. De gobierno al margen de la constitución y leyes de la república. Corrupto y violador de todos los derechos humanos, que no le da ningún valor o importancia a la vida y a la propiedad. Y se actúe en consecuencia. Todavía estamos a tiempo para no dejar perder el país. ¿Lo haremos? ¿lo intentaremos? O de nuevo el miedo nos paralizará? La dirigencia de la MUD, de los partidos, la sociedad civil, todos, tenemos la palabra. La actual constitución nos señala, nos grita, cuáles pueden ser los procedimientos y las vías.

 

Iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a Logiconline

 

Anuncios

Venezuela, capital La Habana.

23/02/2013
Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Celebración del 4F: apología al golpe de Estado.

Quien lo hubiese imaginado. Una llamada revolución bolivariana, nacionalista, independentista, anti-imperialista, subordinando políticamente el país a una dictadura comunista extranjera. Y no me venga con cuentos el señor Maduro, de que ofendemos al decir estas cosas. No, los que ofenden no somos los que denunciamos esto sino los que hacen que ello sea posible. O no es verdad que desde hace ya bastante tiempo la mayoría de las decisiones de importancia sobre el país se toman en Cuba o con la anuencia de los hermanos Castro. Recordemos que la primera salida del teniente coronel felón, cuando fue liberado de Yare, fue visitar Cuba, recibido por Fidel como si fue un Jefe de Estado. Allí comenzó el adoctrinamiento y el proceso de sumisión. Luego, una vez en el poder, vendrían los primeros acuerdos donde Cuba sería “el macho” y nosotros pondríamos todo. Recordemos que cuando el gobierno hacía aguas y se solicitaba el referendo revocatorio, que debió realizarse constitucionalmente en agosto del 2003, el TC fue llamado a Cuba para analizar la estrategia a seguir. Se presionó al CNE para mover la fecha, se inventaron las firmas planas, se convirtió el referendo en plebiscito, se crearon las misiones y nació la lista Tascón. De un 30-70 se pasó a un 60-40, gracias a los consejos (¿ordenes?), de La Habana. A partir de allí la entrega se hizo total. Se empezó a llenar de cubanos toda la administración pública, en especial las dependencias y áreas más sensibles y estratégicas. Educación, salud, registros civiles, cedulación, inteligencia. Y lo más grave, y bochornoso, las Fuerzas Armadas. Banderas cubanas por doquier. Y eso fue un proceso público, notorio y comunicacional. Altos funcionarios gubernamentales, incluidos los máximos jefes, tanto de Cuba como de Venezuela, sin vergüenza ni rubor alguno, empezaron a hablar de dos países, un solo gobierno. De dos presidentes. De dos capitales. Pero hoy es solo una capital, un solo gobierno y no sé si algún presidente o cuantos comandantes.

Y así llegamos hasta hoy. El presidente que por voluntad popular (obligada, comprada) fue reelecto, se encuentra secuestrado en La Habana. Hay una figura de vicepresidente de dudosa legalidad constitucional que debe viajar permanentemente a esa ciudad, conjuntamente con otros altos funcionarios del alto gobierno, a recibir instrucciones de los Castros. Y esa es la realidad así se den partes y más partes disque médicos y se presente firmas “rabo e’ cochino” rojitas. Alguien que haya estado o tenido a un familiar, pariente, amigo o conocido en una UCI sabe que en eso sitios y en esas condiciones no se toman decisiones, no se habla, no se reciben visitas, casi que ni se piensa. De casualidad se respira. Los tubos, aparatos, monitores, sueros, medicinas, enfermeras, médicos, hacen imposible cualquier actividad. Ni el Cid Campeador. Van ya dos meses de engaño. Y el país a la deriva, hundiéndose. Y claro es que gobernados por los Castros, que con su doctrina castro-comunista acabaron con su propio país, no se podía esperar otra cosa.

La URSS ayudó a Cuba, pero no se subordinó a ella. Todo lo contrario Fidel tuvo que doblegarse muchas veces a los dictados del soviet. Si te portas bien te doy. Hasta que le dieron una patada por el trasero. Y todo se derrumbó. Pero la providencia (¿divina será?, hizo el milagro. Una de las últimas dictaduras comunistas del mundo logró, sin un tiro, sin un Machurucuto, que un país con muchos recursos, con mucha historia, con muchos libertadores, se pusiera a su servicio, se le subordinara. Y no solo eso, no solo nuestro petróleo, nuestras reservas, sino la voluntad política. De nuevo disculpa Maduro, o deberíamos llamarte “comandante” Maduro, pero esa es la realidad, la triste realidad. Un país otrora independiente, prospero, alegre, pujante, sometido a la voluntad y caprichos de unos octogenarios, comunistas, criminales, violadores de todos los derechos de su pueblo y destructores de la bella isla. Pero no debemos perder las esperanzas, en algún momento saldrá un Páez y habrá una Cosiata. Seguro.

Iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a Logionline

 


Gloria al Manso Pueblo

18/02/2013

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

La quinta operación realizada al teniente coronel felón fue la de quitarle la verruga.

Nunca pensó don Vicente Salias que en algún momento de nuestra historia habría que hacerle algunos retoques a la letra del Himno Nacional. Y es que de aquel Gloria al Bravo Pueblo/ que el yugo lanzó, hemos pasado a un “gloria al manso pueblo/ que el yugo aceptó”. La compostura de nuestro pueblo en estos últimos, digamos diez años, ha sido un ejemplo de “pacifismo estoico” para el mundo entero. Hemos aceptado con franciscana postura todo lo que al actual mandatario (al de Cuba) se le ha ocurrido hacer con esta patria de libertadores. Comenzó por cambiar el nombre de la república y se dijo amén. Cambió el escudo y la bandera y de igual manera se aceptó sin chistar. Cambió la Constitución y se la hizo a la medida, modificó leyes a su antojo y la conformación de los poderes del Estado y amen. Cambió los nombres de avenidas, parques, autopistas, institutos y empresas del Estado, ministerios, gobernaciones, alcaldías y hasta la hora sin protesta alguna. De ciudadano presidente pasamos a comandante presidente. El idioma fue sometido a un cambio arbitrario con el uso de los géneros en forma abusiva. Se cambió la sindéresis característica de los jefes de Estado para dirigirse a sus gobernados por el uso de un lenguaje escatológico, amenazante e insultante. Arregló elecciones para perpetuarse en el poder. Acabó con los contratos colectivos y con la autonomía de los sindicatos. Las armas, otrora de uso exclusivo de los organismos de seguridad y defensa del país se las pasó a los colectivos y grupos adeptos a su gobierno. Cambió fechas patrias y hasta la propia historia. Estableció una democracia sui generis. Politizó y acabó con la FAN. Pero también acabó con el sistema universitario, con la infraestructura nacional, tumbó puentes, expropió, confiscó. Cerró televisoras y emisoras. Metió políticos a las cárceles y exculpó a criminales. Usó los recursos del Estado como hacienda propia. En fin que trastocó todo, incluido la vida normal del país y de sus habitantes. Y el pueblo, el de alpargatas, el de corbata y el de uniforme, tranquilos, calladitos. Cualquier protesta de este bravo, ahora manso pueblo, se hacía previo permiso y anuencia del gobierno, dejando bien claro que nada tenía que ver con “el comandante”, más aún que éste no tenía nada que ver con lo protestado, por tanto se le eximía de culpa alguna.

Recientemente la historia se ha hecho más patética. El paroxismo de la mansedumbre. Un país que entró en situación de facto. Se acepta sin aviso y sin protesto, cual letra de cambio, la continuidad de un gobierno que venció el 10 de enero. Un presidente sin jurar la constitución. Un vicepresidente del gobierno anterior. Un mandatario virtual, con firma electrónica, que nadie ve ni oye, dando órdenes y tomando decisiones. Se cambió la capital de la república. Se, eufemísticamente hablando, ajusta la moneda para bien del pueblo. Se incrementan los partes de guerra por la violencia diaria. La cesta básica por la estratósfera, por lo caro y porque no se ve. Y todo transcurre en calma. Pasó el día de La Candelaria, vino el carnaval. Renunció el Papa. Llegó el miércoles de ceniza. Regresamos a nuestras cotidianas actividades. Globovisión y runrunes. El Dr. Marquina. Y de terapia intensiva a suite y de suite a terapia intensiva. “A según dicen”. Ya llega. Ya no es “el avión, el avión” ahora viene en barco.

Mientras todo esto ocurría, y ocurre, en nuestro país, en el mundo entero otros pueblos, muchos pueblos, teóricamente menos bravos que el nuestro, al menos por la letra de sus himnos, irrumpían en contra de lo establecido. Derrocan dictaduras y gobiernos tiránicos y arbitrarios, mandado a sus cabecillas al degredo de la historia. Movimientos de muchos nombres y estaciones surgieron para reivindicar a los pueblos oprimidos. Pero nosotros, como pueblo, debemos sentirnos orgullosos, somos respetuosos de las leyes, de la democracia, somos como los pueblos de Cuba y de Corea del Norte. Orgullosos de nuestro máximo líder. Que Dios le de vida eterna.

Un amigo, a quien llamo cariñosamente Vitelio, porque no solo me corrige los errores idiomáticos de mis paraninfos sino que me los censura, en este caso para protegerme del G2, me acota: “Iván, es que nuestra patria agotó su semen. Parió a un Guaicaipuro, a un Gual y España, a un Miranda y Bello, a Bolívar y Sucre. A un Páez. A un J.V. González y un Pocaterra. A una generación del 28 y una del 58. Los últimos espermatozoides los echó el 11 de abril”. Sabio el amigo.

Iolaizola@hotmail.com

 

Regresar a LogicOnline

 


Responsabilidad de Estadista.

11/02/2013

Responsabilidad de Estadista.

El Papa Benedicto XVI renunció a su cargo a partir del 26 de Febrero a las 8:00 hora del Vaticano, por considerar que por su edad y condiciones de salud, no está en capacidad de manejar los asuntos de la Iglesia Católica.

Ojalá otros mandatarios, sigan su ejemplo y no sigan en el poder simplemente por el poder.

Regresar a LogicOnline

 


A %d blogueros les gusta esto: