Venezuela, país exportador

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

¿Cuando se permitirá que el candidato de la Venezuela democrática se reúna con los militares, tal como lo hace el candidato comunista?

En otra abusiva cadena del candidato castro comunista, nos enteramos que nuestro país se convertirá, a corto plazo, en un país exportador. No ya de petróleo, que eso lo somos desde hace ya muchísimos años, antes de que el felón naciera, sino de material bélico. Trajeado con el uniforme de los ejércitos de cuba y norcorea, diseñado por él y especialmente para él, le informó, eufórico, a un número importante de uniformados de todos los componentes, que la revolución ha avanzado tanto al extremo de ponerse a la altura de las grandes potencias guerreras del mundo. Con voz y cara de no tener quebranto alguno, les dijo que ya habían llegado los primeros pedidos de los países amigos, sobre todo de aquellas “democracias ejemplo de respeto a los derechos humanos” como Irán, Bielorrusia, Siria y la propia Cuba, también, aunque no recuerdo si lo mencionó, pero de seguro lo pensó, grupos revolucionarios como FARC, ELN, ETA que luchan pacíficamente por la libertad de los pueblos oprimidos del mundo y similares. Los primeros embarques serán de tanques (pero no de aquellos que fueron enviados a invadir a la hermana república y solo llegaron a Tocuyito), fusiles, municiones, granadas y aviones no tripulados (nada tienen que ver de cómo se conduce el país), todo fabricado en el país, “made in the Bolivarian Republic”.


Aplausos, muchos aplausos, todos de pie. La emoción de los asistentes era tal que las cámaras del canal de todos los venezolanos rojos rojitos, pudieron captar imágenes de algunas caras que eran todo un poema. Se sintió, a través de las ondas emitidas por nuestro satélite chino Simón Bolívar, toda la energía que se irradiaba en aquella sala repleta de héroes de los años 18 y de las batallas tequeñéricas. Pero como parece que de un tiempo para acá en esos actos, a consecuencia quizás de una tal pérdida de miedo o de respeto por aquello de que tiene los días contados, un tercio un tanto despistado, o a lo mejor imprudente, de los que algunos llaman y que institucionalistas, se paró y con toda la venia del caso y parado firme preguntó “mi comandante en jefe ¿usted no cree que aprovechando estos avances de nuestra revolución socialista podríamos tratar de exportar también caraotas, aceite, harina de maíz, leche y algunos otros productos de la dieta básica para ayudar a paliar la hambruna de algunos países?” Desde el fondo del auditorio se oyó una voz que le decía, “púyalo flaco”. Allí mismo se armó el pandemónium. El comandante en jefe montó en pánico, se blanqueó, el anillo cubano del G2 lo rodeó, la ministra del PP de salud peló por el estetoscopio y él, dirigiéndose a Elías le preguntó “y porqué dejaron entrar al majunche a esta reunión”. “No mi comandante en jefe es que a ese oficial le dicen el flaco”. Le volvió el zambo al cuerpo, el G2 se replegó y la doctora coronela guardó su aparato. Vuelta la calma, y ante la no repuesta del comandante en jefe, otro oficial que estaba al lado del oficial preguntón, le susurró “mira flaco tu si eres pajúo no sabes que esos alimentos de primera necesidad no son de exportación sino de importación”. Tres horas y media más tarde se firmaba la baja de ambos oficiales por traidores a la patria. Patria, socialismo y vida, comeremos.


Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogiOnline

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: