La responsabilidad de un mandatario

26/02/2012

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Nos esperan otros días de incertidumbre. Es maligno, es benigno. Le quedan tantos o menos tantos. Fue en Cuba o en el Hospital Militar. Que asume JVR, EJ o DC. La pandemia de los 3 millones.

Todo ciudadano que es investido con un mandato popular debe entender, aceptar, que asume responsabilidades muy especiales y su actuación, su vida, deja de ser privada, particular, para convertirse en pública. Quienes lo eligieron para ese puesto, actúan como cualquier empleador y por lo tanto le exigen rendición permanente de cuentas. Quieren saber los más mínimos detalles de su vida, de su actuación, de todo lo que hace y no hace, mientras dure en el desempeño del cargo. Que sea totalmente transparente, sin nada oculto. Y esa exigencia se hace más exigente cuando se trata del primer mandatario de un país. Ese es uno de los sacrificios que debe hacer quien postule para ese cargo. Como alguien dijera, su vida deja de ser suya y pasa a ser del pueblo que lo eligió. Así lo deben entender los gobernantes, sobre todo aquellos que se consideran ungidos. No hay excusas para pedir algo de privacidad.

Y este es el caso que hoy nos ocupa en nuestro país. Tenemos un mandatario que dice deberse a su pueblo, que lo ama, que vive por él, que esta en el corazón de ese pueblo y que en su corazón no cabe otra cosa que su pueblo. Que está casado con Venezuela. Pero hay aspectos de su vida que trata de ocultar o al menos de no informar de manera oportuna y veraz. Traemos esto a colación por cuanto el pasado fin de semana, el de los carnavales, se vivió en el país una situación bastante preocupante, delicada, de total incertidumbre. Que por cierto no es la primera vez. Las redes sociales se congestionaron con los mensajes sobre la salud del teniente coronel. Desde el viernes 17, por la noche, se informaba por esa vía que él se encontraba en Cuba, que lo iban o la habían operado de urgencia, que su salud era muy delicada, que el FAN1 estaba en Barinas buscando a sus familiares para transportarlos a la isla caribeña, que el alto mando estaba reunido con los jerarcas del PSUV decidiendo qué hacer. Que iban a designar un nuevo vice, para que se encargara del coroto. Total que los rumores se hacían cada vez más intensos. Periodistas de alta credibilidad daban información al respecto. Y los organismos del gobierno no informaban absolutamente nada, más aun los despacho que debían informar se encontraban cerrados. De vacaciones pues. Y para colmo el responsable de las comunicaciones del gobierno, el joven Izarra, informaba muchas horas después de haberse iniciado la ola de rumores, en su twitter, que “rumores de guerra sucia de la canalla”. Y un alto jerarca del partido de gobierno y del Estado, el capitán Diosdado, por esa misma vía, se burlaba de la oposición diciendo algo así como que su comandante estaba como una pepa y que nos quedaríamos con los crespos hechos. Total que el país todo pasó estos carnavales en vilo. Hasta que el comandante apareció en VTV, el martes de carnaval, cinco días después de que comenzó la ola de rumores, para decirnos que esos rumores eran estrictamente ciertos. Que sí había viajado a Cuba, que sí le habían hecho una serie de exámenes, que sí tiene un nuevo tumor y que sí tienen que operarlo de urgencia. O esos miembros del alto gobierno no estaban enterados o son unos tremendos irresponsables. El comandante, en forma por demás cínica dijo que no había informado nada antes para no estropearle los carnavales a su pueblo. Mayor irresponsabilidad imposible.

Y es que la salud del primer mandatario nos atañe a todos, la propia Constitución así lo señala. A unos por cuanto lo aman y les causa una gran preocupación su estado de salud, rezan y piden por su vida. Otros porque sus bienes, su status, están íntimamente ligados a la salud de él. Otros porque saben lo que puede significar la ausencia, temporal o permanente, de un primer mandatario como el que tenemos. Algunos otros porque no lo quieren mucho. Total que todos los venezolanos, chavistas y no chavista, antichavista y ninis, estaban preocupados por la salud del teniente coronel felón. Y es que no es mamadera de gallo la cuestión. Se imaginan ustedes que alguien, con poder de convocatoria y posibilidad de hacer uso de algunos medios de comunicación o de redes sociales (recordemos la primavera árabe), hubiese lanzado la especie de su muerte. Cómo creen ustedes que hubiesen reaccionado los tales colectivos, la Piedrita, los Tupamaros, las milicias, los ultras radicales. Y por otro lado los radicales de la oposición. Eso no se puede aceptar más. La oposición, la MUD, debe exigir al gobierno que mantenga a la población informada oportuna y verazmente de la salud del teniente coronel. No es cuestión de embestir a trapos rojos, o pisar conchas de mango. No, es un derecho por el bien de la salud del país. Así sea para que unos se queden con los crespos hechos y otros se tranquilicen.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


Ahora rumbo al 7 de octubre

18/02/2012

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Felicitaciones a la comunidad universitaria de la UNEXPO en su XXXIII aniversario.

Una parte muy importante del país decidió quien sería su abanderado en la contienda electoral de octubre. Más de 3 millones de venezolanos se vistieron de democracia, sin miedo, acudieron al llamado de la Mesa de la Unidad Democrática. Un proceso electoral limpio, transparente, sin contratiempos, con respeto, con alegres colas. Tal como lo habíamos supuesto en nuestro anterior paraninfo y tal como era en la época de la democracia venezolana. Los motorizados rojos rojitos no aparecieron por ningún lado. La FAN y que “chavista” se vistió de FAN institucional, respetuosa de los ciudadanos. El CNE se pareció mucho al antiguo Consejo Supremo Electoral. Sin esperar la madrugada y sin tener que consultar a ningún “comandante en jefe” la Comisión Electoral de Primarias de la MUD dio los resultados. Los que no llegaron de primero no tuvieron que romper nada ni necesitaron una dosis de litio. Reconocieron los resultados de inmediato, con gallardía, con civismo, nada de victoria pírrica, ni de “mierda”. Y los votantes, todos, hicieron lo propio. El que llegó primero, o sea el ganador, aceptó el veredicto con humildad, llamó a sus contendores, y de inmediato los incorporó a la celebración popular. Las caras de todos reflejaban que eso de la unidad no era un cuento, no era un simple slogan, que se sometió a prueba y no solo la superó sino que salió una unidad más unida. Como dijo el candidato todos nos montamos en el autobús. Y de ese autobús no podemos bajarnos y más bien debemos, tenemos, que hacer puesto para que muchos otros millones de compatriotas se monten.

Pero del otro lado de la acera no se lo esperaban, no lo podían creer. Tres millones, no, eso es fraude. Clarito aquello de que cada ladrón juzga por su condición. “Si lo hubiésenos sabío hubiéranos mandao a los colectivos a meter miedo”. De inmediato se activó la sala situacional para digerir lo ocurrido y producir una respuesta. Difícil lograr una buena solución. Ah, pero vino a la memoria lo de las firmas planas y la figura del rector Carrasquero el más “tranparente” de los rectores, ahora magistrado. Y allí llegó la respuesta. Pero no se dieron cuenta que estos trece años de trampas, de amenazas, de robos, de comunismo, nos han enseñado mucho. Y le cantamos la vieja melodía de “solo cenizas hallarás”. Pero la salida fue tan estúpida que cobró una victima inocente, un nuevo joven venezolano que rinde su vida por la cobardía de un régimen. Tres largos días necesitó el “comandante en jefe” o sea el teniente coronel felón, para poder reponerse del “gran slam” o sea del jonrón con las bases llenas, y estructurar una respuesta. No le fue suficiente el Valle para ir a llorar, tuvo que buscar algo más grande, se tuvo que ir al rio padre, el gran Orinoco. Desde allí rumió su derrota, necesitó todo ese inmenso caudal de agua para apagar su arrechera. Una nueva cadena, un nuevo abuso de los recursos del Estado.

Pero bueno ya eso es pasado. Ahora tenemos que centrarnos en la etapa que viene, la más importante. Soldar más aun la unión de todas las fuerzas democráticas del país. Todos los venezolanos que creemos en la democracia, que no creemos en el tal socialismo que no es más que un eufemismo del castro comunismo, que pensamos que un nuevo país es posible, en un país de progreso, donde todos quepamos y donde todos progresemos, donde haya respeto para todos, trabajo para todos, educación para todos, estaremos al lado de Henrique Capriles, el candidato de la unidad nacional. El candidato de todos. No el mesías, como él mismo lo dijo, sino el chofer del autobús. Un autobús full de gasolina y con cauchos nuevos. Y el 7 de octubre esos 3 millones del 12F se habrán convertido en al menos 9 millones y el que te conté necesitará ya no un valle ni un Orinoco, sino el inmenso “mar de la felicidad” para apagar su nueva arrechera. Pero ojo, mosca, que un militar felón, acostumbrado a violar constituciones, a dar golpes de Estado, es más peligroso que un mono con una hojilla. Hay que mantener, en estos meses que distan del gran evento, un ojo en la campaña y otro en los movimientos que hagan en La Habana.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


Y amaneció de Democracia

11/02/2012

 Por: Iván Olaizola D’Alessandro

 

“Felicitaciones a los ganadores, ahora la tarjeta es la unidad y el partido Venezuela”

 

Por exigencias de redacción, debo escribir siempre esta columna antes de los fines de semana, así que no sé qué pasará o que pasó este domingo 12 de febrero, pero espero que todo haya sido normal. Que haya sido una gran fiesta de la democracia. Que muchos venezolanos hayamos acudido a votar para escoger el candidato de la unidad democrática nacional que enfrentará el 7 de octubre al militar castro comunista o a quien él designe a dedo. Que los denominados colectivos, armados, y los motorizados rojos rojitos, no hayan interferido en el proceso y que el plan República, dirigido por el general cuestionado, haya respetado a los electores y la Constitución. Uno debe ser siempre optimista. A cualquiera de los candidatos que haya sido electo vayan mi más sinceras felicitaciones y mi apoyo incondicional en esta dura etapa que le tocará vivir. Superar los más difíciles escollos en una campaña electoral desigual. Con un árbitro de dudosa imparcialidad. Con un presidente-candidato que hace uso inmoral de los recursos del Estado. Con inmensas       sumas de dinero lanzados a la calle para comprar conciencias. Con falsas promesas y discurso demagógico. Con interminables cadenas. Con una FAN “chavista” y con la ayuda de algunas encuestadoras que para que les cuento.

 

Espero que pasada la euforia de este particular día de la juventud, pongamos norte franco rumbo al 7 de octubre, día en el cual nos tocará definir el futuro del país. Y no es un lugar común. Es un día donde decidiremos entre mantenernos en el siglo XIX o entrar al siglo XXI. Entre la civilización y la barbarie. Entre el desarrollo y el atraso. Entre el civilismo y el militarismo. Entre los libros y los fusiles. Entre la Paz y la guerra. Entre el respeto y la burla. Entre la tolerancia y la arbitrariedad. Entre el odio y la felicidad. Entre una Venezuela rumbo al primer mundo y una Venezuela africanizada, cubanizada. Día en el cual deberá comenzar el proceso de regreso de los militares a sus cuarteles a ejercer su honrosa profesión de defensa de la patria y de su soberanía. Día en el cual comenzará el proceso de recuperación de PDVSA, de la industria, de la agricultura y la cría y la infraestructura nacional. Día en el cual comenzará el proceso de la restitución de la institucionalidad y de la autonomía de los poderes públicos. Día del regreso a la descentralización. De los presupuestos controlados. De una justicia imparcial. De un presidente respetuoso que le devuelva la majestad al cargo. En fin, día en el cual comenzará el entierro del comunismo y la restitución de la democracia. Si, porque eso será lo que comenzará a ocurrir ese día. Es por eso que todos los venezolanos de buena voluntad, los que creemos en la democracia esperamos, exigimos, que todos los candidatos que no hayan quedado de primeros, deben cerrar filas, con todas su energías, al lado de quien obtuvo la confianza popular, sin mezquindades ni medias tintas. Y todos los partidos democráticos deberán poner su experiencia, su trabajo, sus maquinarias al servicio del candidato de la unidad. No hay de otra. No se aceptan excusas.

 

Entre el 13 de febrero y el 7 de octubre debemos llenar de alegría, de optimismo, de fe, de esperanza,  a toda la geografía nacional. Recubrirnos de esa fortaleza, de esa fuerza, que hará posible derrotar al militar felón. De salir de esta costosa y horrenda pesadilla que por más de trece años destruye la patria de Bolívar. No nos queda pues que decidirnos a trabajar con esmero, a contribuir todos, hombres, mujeres, jóvenes, estudiantes, obreros, campesinos, empresarios, intelectuales, universitarios, para que ese triunfo sea posible, que sea contundente, que no deje dudas. Y estar preparados para ganar y cobrar y defender la victoria. Que impida cualquier “locura de amor”, cualquier “quijotada”. Lo podemos hacer y lo vamos a hacer. El 7 de octubre será un nuevo 24 de junio, pero sin balas, solo con votos. Sí es posible y lo será.

 

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a Logiconline

 


Al pan pan y a los rojos rojitos comunistas

04/02/2012

 Por: Iván Olaizola D’Alessandro

 

El 12F, día de la juventud, que nadie se quede sin acudir a esta histórica cita. Escogeremos al candidato (a) que nos regresará a vivir en democracia, en paz. A ser felices de nuevo. A volver a ser un País. A mandar a los comunistas muy largos allí, a donde usted está pensando.   

 

En otras palabras hablemos claro como decía el amigo, ya difunto, Gonzalo Pérez Hernández, para referirnos a lo que nos ha acontecido en estos tres largos, difíciles y destructivos períodos de gobierno llamados revolucionarios, bolivarianos y socialistas, que no son más que eufemismos del régimen militarista, totalitario y castro-comunista que gobierna el país por ya más de trece años. Y es que a estas alturas debemos llamar las cosas por su verdadero nombre. Es que no hay otra forma de denominar a un régimen que emula a la revolución cubana, que idolatra a su máximo líder el octogenario Fidel Castro, que la pone de ejemplo a seguir y se la ha echado al hombro, que importa militares y milicianos cubanos y los mete en casi todas las actividades de la Administración Pública incluyendo las propias Fuerza Armada. Que para tomar decisiones las consulta con La Habana. Que tiene al Che Guevara como su patrono y que sigue las enseñanzas del marxismo y es amigo, panadería burda pues, de dictadores, de militares genocidas, de gobiernos antidemocráticos, de gobiernos violadores de los derechos humanos, asesinos de opositores, que es bien visto por los grupos irregulares de muchos países, valga decir FARC, ELN, Hamas, Hezbolá, Al Qaeda y demás organizaciones terroristas.  Que apoya y arma a grupos como La Piedrita, Tupamaros y demás colectivos que operan al margen de la ley. Que crea milicias que operan como brazo armado del partido único para contraponerlas a la FAN institucional. Que llama a formar guerrillas estudiantiles. Que se burla de la voluntad popular para imponer sus deseos, modifica las leyes a su antojo y destruye la institucionalidad de la república.  Que instituye el culto  a la personalidad, al líder, al caudillo. Que crea odio dentro de la población y usa la violencia y la amenaza para lograr sus objetivos. Que en definitiva hace lo que le viene en ganas sin respetar constitución, ley o norma alguna. Y un régimen así no tiene más calificativos que de forajido. Y así son los regímenes comunistas. Antes y ahora y así serán siempre. Por más que se vistan de oveja lobos son. Se le ve el bojote dijera el que te conté. Se hacen pasar como demócratas para usar sus reglas y engañar al pueblo. Cuando usan la palabra democracia la prostituyen, la irrespetan. Y eso es ni más ni menos lo que estamos viviendo en esta patria de Bolívar.

 

Por ello no entendemos porqué algunos líderes de la oposición democrática se abstienen de llamar por su real y verdadero nombre a este gobierno del teniente coronel felón de comunista, con todas sus letras. Hace poco leíamos una encuesta donde se señalaba que solo el 2% de los encuestados esta de acuerdo con el comunismo. De allí que el “comandante en jefe” trata de vender su disparate de proyecto como “socialista” y se enoja y lo desmiente públicamente cuando se le acusa de comunista. Se persigna, se baña en agua bendita, jura y perjura que es católico, apostólico y “fidelista”, cree en las mil vírgenes y en todos los santos. “Cristo, mi comandante”. Embuste, farsa, engaño. Y lo lamentable es que buena parte de nuestro pueblo compra ese discurso. Le cree. Conozco señoras mayores, algunas muy ligadas a mi, que rezan el rosario y el trisagio diariamente, y se dan golpes de pecho y comulgan y lo adoran. Zape Satanás. El hombre de los tres 6.  Los que lo han conocido y acompañado en algún momento en esta aventura dan fe de las burlas que hace de esto.

Entiendo que por cuestiones estratégicas en este torneo electoral de las llamadas elecciones primarias donde escogeremos el abanderado que se medirá con él o con quien él designe, no se le endilgue al epíteto de comunista para tratar de captar a aquellos chavistas light o ingenuos que todavía creen que la luna es de pan de horno, pero a partir del 13 de febrero espero que se cambie la estrategia y se comiencen a llamar las cosas por su nombre. No creo que nos vayamos a comer el cuento de que lo de los niños del 23 es una obra de teatro. Que nadie sabe quien le dio los fusiles y quien dio la orden de entrenarlos. O de que nadie sabe cómo operan los colectivos armados y los círculos bolivarianos. O de cual es el papel de las milicias. O de creer en al autonomía de los otros poderes. O por qué declara fecha patria el aciago 4 de febrero. ¿Por cierto eso no significaría que se esta constitucionalizando el golpe de Estado? O de que las cosas malas no las conoce “mi comandante”. Que es que lo engañan. Y que lo de Cuba son solo problemas hormonales. No mis estimados amigos asiduos lectores de esta columna, esto es comunismo igual de como es en Cuba y de cómo es en Corea del Norte. Y de como era la URSS. El que no lo quiera ver, allá ellos. Urnas blancas hay muchas y están a la venta.

 

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

 


A %d blogueros les gusta esto: