Se enfermó el presidente

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Para resolver el problema de la sucesión se crea el ministerio de los vicepresidentes.

Grave problema el que se nos está presentando. Primero fue una operación de la articulación más grande del cuerpo, claro tenía que ser así. Más grande. La que une muslo con pierna, y soporta la mayor parte del peso del cuerpo en posición de pie. Es decir firme como soldado. Se le conoce como rodilla y está compuesta por la acción conjunta de 3 huesos, no de 3 R, fémur, tibia y rótula, además de 2 meniscos, que no 2 crustáceos. En los humanos, y según versiones él lo es, es vulnerable a lesiones por traumatismos, frecuentemente ocurridos durante actividades deportivas, y él tiene su rabo’ e cochino. Total que cirugía en adentro de un barrio y bastón con empuñadura de cara de perro. Y los perros ladran: Jau y Jaua.

Pero nuestro presidente es inquieto y no guardó el reposo debido. Como es muy parejero salió disparado a visitar a una vecina a la que le tiene la vista puesta y de allí pasó a llevarle unos cobres a un buen amigo para echarle una ayudadita. Él es caritativo, sobre todo con los reales de los demás. Y no conforme con eso extendió su salida para visitar a su padre putativo, por allá por el Paraíso. Claro que todo eso le provocó otra dolencia. Esta vez más arriba de la rodilla. Según un galeno, fue un absceso pélvico, debido a una acumulación de pus, es decir de un líquido blanquecino -como el color que tenemos ahora los adecos por la falta de estar en el gobierno- que produce el cuerpo durante procesos infecciosos. Esta acumulación del líquido en un tejido cerrado es producida por una infección bacteriana o parasitaria, en este caso realmente “parasitaria”, y produce fiebre, del sábado por la noche, escalofríos poniendo la piel de gallina, temblores como cuando le solicitan a uno algo por la fuerza y enrojecimiento que es su color favorito. Algunos llaman a esto pus o grano, otros verruga. Este pus, según el ex ministro Oleta, es producido por células blancas, y vuelven con los adecos, caray, muertas o vivas, o más vivas que muertas, según Henry. Pero además él dice que no es una enfermedad primaria, como las del 12 de febrero del próximo año, sino que detrás de eso está una lesión en algún órgano de la zona: el recto, la uretra, la vejiga, la próstata, el ano, sobre todo el ano (teclado en inglés) que viene. En todo caso si no se le anda a tiempo puede producir males mayores y hasta coroneles.
Total que nuestro presidente está un tanto malito pero no quiere soltar el coroto. Yo, como vicepresidente, he convocado a la Junta del Condominio para tomar una decisión al respecto. Le he dicho en su lecho de convalecencia, allá en la clínica de El Paraíso, que se quede tranquilo, que le soy fiel y que le cuidaré la silla, sobre todo la de rueda, y que defenderé con la vida de los otros, si es necesario, los intereses del edificio.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: