A la MUD con cariño

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Otro aniversario del vacío de poder y seguimos igualitos, sin gobierno.

Las expectativas sobre la decisión que deberá tomar la Mesa de la Unidad Democrática con relación a la fecha para la realización de las primarias suben mientras pasan los días. Esto en el supuesto cierto de que ya es un hecho irreversible lo de la decisión de que el candidato presidencial de la oposición democrática para la elecciones de 2012 se escogerá por esa vía. Y esperemos que en esto no haya marcha atrás ni se le ocurra a nadie inventar otra fórmula. Se ha colado a la luz pública que dentro de las discusiones de la MUD han planteado que la fecha debería estar entre noviembre de este año a marzo del próximo. Un margen de cinco meses, lo que a simple vista pareciese como muy amplio. Las fechas más emblemáticas que hemos oído mencionar son: el último domingo de noviembre, 27, fecha por cierto que recuerda el segundo y más cruento intento de golpe de Estado del actual mandatario; el primer domingo de diciembre, previo a la hechura de hallacas y que ya es costumbre en nuestro país el hacer elecciones en ese día; el domingo 22 de enero para que el candidato ganador sea proclamado el 23 de enero (en el supuesto de que el escrutinio lo haga algún organismo diferente al CNE), fecha emblemática para los verdaderos demócratas pero que también ahora lo celebran los “militares golpistas revolucionarios socialistas”; el domingo 12 de febrero, supongo porque es el día de la juventud en alusión a algún chamo-candidato, y a lo mejor también el último domingo de marzo, el 25, por ser este el primer domingo de primavera, a lo mejor para significar el inicio del florecer de una nueva era. Todas fechas bien interesantes. Los motivos en el que se sustentan cada una de las posiciones son muchos y diversos. Desde nimiedades hasta muy sensatas, pasando por intereses particulares, soterrados unos legítimos otros. Mientras el candidato de lo que queda del comunismo internacional, el teniente coronel felón, ya tiene bastante tiempo en campaña.

Se me ocurre proponerles, muy respetuosamente, a los señores de la MUD, que las primarias se hagan el domingo 25 de diciembre, día de la natalidad de nuestro señor Jesucristo, en un augurio del nacimiento de una nueva era para Venezuela. Pero si no les parece, por aquello del ratón de la cena de noche buena, les sugiero entonces que tomen 21 papelitos les impriman las fechas de los 21 domingos que hay entre noviembre y marzo, los metan en una bolsa y escojan una mano “inocente” para que saque un papelito de la bolsa y esa sería la fecha para la realización de esas elecciones. Espero que no haya ningún problema en la escogencia de la “mano inocente”, porque de eso si hay bastante en la oposición, en especial entre aquellos que creen ciegamente que el CNE dará resultados confiables y el teniente coronel traspasará su banda presidencial al demócrata ganador de las presidenciales de 2012, sin poner ningún pero. Me incluyo entre esos.
Otra humilde sugerencia es con relación a los posibles candidatos a inscribirse en esas primarias. Se me ocurre que en el reglamento que se haga al efecto debería colocarse que quien haya sido candidato perdedor en una elección presidencial no pueda inscribirse para esas primarias. Que quien ostente un cargo de elección popular y desee participar en la contienda, debe renunciar definitivamente a su cargo y notariar un compromiso de que no se presentará a una reelección del mismo. Que quien haya tenido acusaciones de corrupción en el manejo de la cosa pública, o que sea público y notorio ese comportamiento, no se pueda presentar como candidato. Que quien haya sido “del proceso” en cualquiera de sus etapas, desde el samán de Güere hasta la fecha, no se puede inscribir para este proceso, hasta que pague sus culpas. Prohibir la inscripción a desequilibrados, excéntricos, atrabiliarios, demagogos, populistas, groseros, con poco dominio del idioma, sin profesión o trabajo conocido, familiar en cualquier grado de consanguinidad o afinidad con alguien que esté gobernando, que haya gobernado o que sea jefe de un partido político u organización electoral.

Y, si después de cumplidas estas disposiciones hay candidatos, que de seguro los habrá, que se les obligue a firmar un documento público, registrado y notariado, que de ser electos presidente cumplirán con la Constitución y la leyes, que no aspirarán a reelección alguna, que no abusarán del poder, que no se uniformarán de nada, que no emplearan familiares, compadres y amigotes, que solo encadenarán al país el día de la presentación de la memoria y cuenta, no más de 45 minutos, y el 24 de diciembre para la salutación de navidad, solo 10 minutos. Que dejarán que las obras se inauguren solas. Que trabajarán de lunes a viernes, en horario de oficina y tomarán vacaciones anuales. Y que no prometerán acabar con los pobres sino que crearan empleos. Creo que con esto es suficiente.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: