Escribamos claro

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Desde este paraninfo un
caluroso abrazo a mis colegas ingenieros industriales al arribar a los 47 años
de graduados.

 

 

 

El general Rangel Silva al
declarar, en una entrevista de prensa, que se casaba con Chávez y decir,
palabras más palabras menos, que si este gobierno o proyecto político perdía
las  elecciones la FAN no lo aceptarían, levantó una polvareda. Buena parte de
la dirigencia de oposición protestó de inmediato esas declaraciones, denunciando
la gravedad de las mismas. El general de marras prácticamente llamó a una
insurrección militar si el teniente coronel pierde las elecciones en el 2012.
Golpe militar pues y desconocimiento de la elecciones. Hasta el insulso
Secretario General de la OEA,  Insulza, alzó su voz de protesta y reclamó
sanciones del poder civil en contra de ese militar.

 

 

 

Sin quitarle gravedad al asunto
dada la flagrante violación de este jefe militar a la Constitución y a la Ley
Orgánica de la FAN, el problema es más de fondo, viene desde mucho más atrás. El
teniente coronel felón, que desgobierna este país, viene anunciando esto desde
hace ya mucho tiempo. Lo hemos oído decir, en infinidad de veces y en cadena
nacional, que este proyecto no tiene marcha atrás, que no se puede aceptar que
los de la cuarta, los oligarcas, los contras revolucionarios, regresen. No
pasarán. No volverán. El socialismo se impondrá. Esta es una revolución armada.
La Fuerza Armada Bolivariana está con el proceso. Son FAN revolucionarias,
socialistas y bolivarianas. Las amenazas han sido parte integral de su discurso
en contra de la disidencia, de la oposición y de que hay que evitar, a toda
costa, que se pierdan las elecciones. Voy  gobernar hasta el 2030 y otros le
corean hasta el dos mil siempre. Iguales mensajes lanzan sus seguidores. Los
oficiales y los enmascarados. Las focas de la AN, los magistrados del TSJ, la
Fiscal, el Contralor y la Defensora. “Uh, ah, Chávez no se va” gritaron los
jueces en plena sala del TSJ. En todos los cuarteles se presenta el lista y
parte con “patria, socialismo o muerte, venceremos”. Cuando ha perdido una
elección, de las que el CNE ha tenido el atrevimiento de permitirlo, las ha
descalificado y en esencia las ha desconocido. El pueblo le dijo no en el
referendo reeleccionista y socialista y no le paró. Inventó otro para desconocer
esa decisión popular. Desconoció la elección de Antonio Ledezma como Alcalde
Mayor e inventó otra figura de gobierno. No acepta, es decir desconoce, que los
pueblos de Táchira, Carabobo, Zulia, Miranda, Nueva Esparta eligieron
gobernantes que no comparten su ideología. Los comandantes de esas guarniciones
no les paran a esos gobernadores. Le escamotean los recursos. Igual sucede en
sindicatos, universidades, colegios profesionales y demás organizaciones cuyos
dirigentes electos no son adeptos a su proyecto. Todos son desconocidos. No se
les toma en cuenta para nada. No existen. La última perla fue el cambio de la
ley electoral y la reestructuración de los circuitos electorales que permitió el
exabrupto de que con menos votos, lograra más diputados. Y veremos el
espectáculo del 5 de enero, bandas de forajidos, pagados por el gobierno,
evitando violentamente que nuestros diputados entren al Capitolio Federal a

tomar sus curules. Y los guardias nacionales viendo para arriba. Ojalá me
equivoque.

 

 

 

Si analizamos todo lo anterior, lo
dicho por este cuestionado general es una bagatela. Más bien puede tomarse como
un trapo rojo, ordenado por el propio teniente coronel, o una salida de él para
congraciarse con su comandante en jefe o para buscar una huida hacia adelante
por las graves acusaciones que pesan en su contra. Lo grave del asunto, lo de
fondo, lo peligroso, es que el jefe de la revolución, a nuestro entender y de
acuerdo con todo lo que hemos visto y oído en estos casi doce años, no está
dispuesto a aceptar una derrota electoral que lo saque del poder. Creemos que
está dispuesto a hacer todo, a usar todo el poder que tiene, para evitar que
ello ocurra. Amenazas, compras de conciencia, uso y abuso de los recursos del
Estado, trampas, fraude. Control total del CNE. ¿Alguno de mis apreciados
lectores ha visualizado la imagen del teniente coronel pasándole la banda
presidencial a otro venezolano?

 

 

 

No seamos inocentes, incautos,
debemos prepararnos para un evento como el que se ve venir a escasos 25 meses.
Insisto que la actual constitución da todos los recursos para enfrentar este
tipo de situaciones. Tenemos que activarlos. Desde ya hay que tomar medidas,
previsiones, que impidan que sucumba la democracia bajo las botas de un grupo de
gorilas. Además de confiar en que la parte institucional de la FAN defenderán la
constitución, tenemos que aportar nuestro grano de arena. Tenemos que evitar el
ya anunciado golpe de Estado. Dios y la patria os premiarán.

 

 

 

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: