El miedo es libre y ahora rojo, rojito

26/11/2010

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Con el niño no había electricidad, ahora que el niño se orinó tampoco hay. Así se construye en Socialismo.

Las últimas actuaciones públicas del teniente coronel dan mucho que pensar. Los análisis que se hacen son muy variados, pero todos concluyen en que algo raro le está pasando al susodicho. Se le nota desencajado, nervioso, más agresivo que de costumbre. Algunos piensan que no se ha recuperado de lo del 26S y más bien se le ha profundizado la crisis. El litio como que no está haciendo efecto. Las dos reuniones con Santos, las declaraciones del general Rangel y el canto de Mackled, los resultados de las elecciones de la UCV, las muchísimas protestas de todos los sectores, en especial de los sectores chavistas  y, según los expertos, la escasez de recursos para cumplir obligaciones, pareciese que le han hecho subir la tensión. 25-15. La inesperada y muy rara cadena del día martes, patética según muchos, en el Salón Elíptico, ataviado deportivamente en un acto donde todo su auditorio estaba encorbatado,  con la intervención de una gringita mercenaria y la lectura de un documento anti imperialista un tanto contradictorio y el cierre con una intervención suya, breve por, según él, el juego Magallanes-Caracas, pero suficiente para amenazar a mucha gente. Casi un decreto de guerra a muerte. Imploró (¿) a la sumisa Asamblea Nacional que pasaran una ley en contra de las  donaciones internacionales para la oposición, plazo a los órganos competentes para cerrar Globovisión y la perla, la orden a los nuevos diputados para que prepararen, desde ya, los posibles allanamientos de la inmunidad parlamentaria a los diputados de la oposición. Radicalizar todo. Radicalizar a la AN. Radicalizar al gobierno. Radicalizar a la FANB. Nada de medias tintas. O eres marisco o eres molusco, dijera el chavista Joselo. Somos la extrema izquierda. Solo le faltó decir que la misma extrema izquierda que mató policías y guardias nacionales, que asaltó bancos y secuestró personas. La misma que fue derrotada por la democracia de la IV. El camarógrafo de VTV, no sabemos si por desconocimiento o por instrucciones del director, hizo un paneo por algunos rostros presentes de los confesos y convictos de aquellos actos delictivos, ahora miembros del alto gobierno. No faltó el reiterado anunció de que lo quieren magnicidiar”. Por cierto que allí también anunció por tercera vez, el acto de acenso del nuevo general en jefe. Será que de tantos generales no consiguen soles.

Muchos sesudos analistas piensan que la gota que desbordó el vaso fue una especie de comunicado leído por Zuloaga, el de Globovisión, más caliente que plancha de chino, en el cual le dio hasta por el cielo de la boca. “Es poco hombre el que se escuda en su poder para….”… “Lo quiero vivito y coleando para que rinda cuentas, no solo en Venezuela sino también en la jurisdicción internacional…”….”de golpes el experto es usted..”. Por otro lado el sirio Mackled sigue con su opera prima, ahora con auditorio gringo y Santos hecho el musiú. El agua hasta el cuello, y sigue lloviendo. Las encuestas del 5D no le cuadran. Amazonas y Guárico se incorporarán al escualidismo. En Maracaibo, el italiano DiMartino no podrá pasar el puente y la cónyuge del filósofo protegida por la chinita. Palo por todos lados. En la OEA se quedó solo con el otro comandante. Raúl, el hermano, revisando el comunismo de la isla. Libre empresa, propiedad privada, sin libreta de racionamiento. Rumbo al capitalismo pues. Será que Castro es ahora de extrema derecha. Bono de aguinaldo mocho. Muchas casas. Prometidas claro. Se entregan las llaves pero y la titularidad qué. Pudreval bien gracias. La Policía Nacional al mejor estilo a la cubana.

Señor presidente, dijera Guillermo, el de Globovisión, por qué no deja de leer libros viejos, obsoletos, pasados de moda, y se pone a trabajar o deja trabajar a sus ineptos ministros. Señor presidente, como dijo Guille, convénzase que ya nadie le cree un pepino, casi doce años de cuentos, de gamelote, son suficientes. Esos que protestan y dicen “es que yo soy revolucionario, pero…..” es puro cuento, eso es para engordarle el ego y después reírse de usted. Iguales carcajadas se oyen en los cuarteles después del “patria, socialismo o muerte”. Y lo peor, señor presidente, como dice William, me contaron que hasta en las reuniones de gabinete, su gabinete, se le ríen a escondidas de la cantidad de pendejadas que dice. Mister president, como le dijo Bush, vea las películas que le han hecho a muchos dictadores militares, disculpen la redundancia, para que vea cómo se le paran firme y por detrás le hacen la señal de costumbre. Alas presidente, como le dijo Uribe, el dos mil siempre se le está convirtiendo en el dos mil doce.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline

Anuncios

Revolución de miércoles

19/11/2010

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Dado el gran revuelo que ha causado un evento sucedido hace ya casi nueve meses, durante un juego de pelota en la Serie del Caribe, en Margarita, y que no fue noticia importante en su momento, pero que ahora adquiere relieve mediático en vista de que el joven que vestía una franela con la leyenda “Hugo me cago en tu revolución”, ha sido citado a los tribunales para ser acusado, por la “democrática revolución” que dirige el teniente coronel felón, de ofensa grave en contra del gobernante de turno, se nos ha ocurrido revisar algunos textos para descifrar qué fue lo que quiso significar el joven oriental. Lo primero que debemos aclarar es que personalmente no entendemos el motivo de la acusación. La frase escrita en la franela del joven fanático, que espero sea magallanero, no debería tener mayor importancia por cuanto es una expresión coloquial muy de la madre patria. Allende los mares todo el mundo se caga en cualquier cosa. Hemos oído expresiones como “me cago en tu madre”, por mencionar una de las más suaves. Aquí en Venezuela, tiempo ha, se usó mucho la expresión “me cago en las elásticas” (elásticas: tiras que se usaban para que no se cayeran los pantalones). Además, de acuerdo a la teoría de Maslow, ese acto está incluido dentro de las necesidades fisiológicas, al igual que comida, bebida, vestido, vivienda y sexo, todas las cuales forman la base de la Pirámide diseñada por este investigador, y son las primeras que los seres humanos deben satisfacer y que los gobiernos, revolucionarios o no, se supone tienen la obligación de ayudar a que así sea. Para luego, resueltas aquellas ir subiendo en esa misma pirámide pasando a la Seguridad (empleo, salud, educación, propiedad), y otros peldaños como Afiliación (amistad, afecto, amor), Reconocimiento (respeto, tolerancia) y Autorrealización (moral, ética). Así que se me ocurre pensar que le va a ser bien difícil a los fiscales acusadores del joven, poder demostrar que en esa frase hay alguna ofensa hacia el militar mandante o su “revolución” y muy fácil para la defensa demostrar que no existe ofensa alguna en contra de él ni en contra de nada ni de nadie.   

A lo anterior podemos añadir, y esto se lo paso doy como dato a los abogados defensores,  que el acto involucrado en el letrero de la camisa vestida por el joven, está definido dentro de lo que se conoce como homeostasis, la cual se puede definir como el conjunto de fenómenos de autorregulación que llevan al mantenimiento de la constancia en las propiedades y la composición del medio interno de un organismo. Algo así como el metabolismo que produce múltiples sustancias, algunas de ellas de desecho que deben ser eliminadas. Para realizar esta función los organismos poseen sistemas de excreción, o sea de “eso”. Pero el concepto trasciende lo biológico y se puede aplicar a cualquier sistema, abierto o cerrado, que permita regular el ambiente interno para mantener una condición estable. Es un principio fundamental de la Fisiología, valga decir de los procesos normales. Pero hay más, existe la llamada Homeostasis Psicológica, que se define como el equilibrio entre necesidad y satisfacción. Se busca alcanzar el equilibrio a través de conductas que le permitan satisfacer sus necesidades.

Así que pasando ahora a la otra palabra de la franela, “revolución” y si la entendemos como el cambio o transformación radical y profunda respecto al pasado inmediato, que trae consecuencias trascendentales, percibidas como súbitas y  violentas y una ruptura del orden establecido o una discontinuidad evidente con el estado anterior de las cosas, que afecte de forma decisiva a las estructuras, podemos entender que el joven de la camisa con el letrero lo que estaba solicitando, respetuosamente, era equilibrio. Que se les satisficieran sus necesidades. Eso fue lo que hizo la revolución de los Claveles. Y en este siglo trataron de hacer las revoluciones De las Rosas, de la Naranja, la De los Tulipanes, la Blanca (que también de igual color fue la del 18 de octubre) y la Azafrán. Pero no lo ha hecho, ni siquiera lo han intentado,  la revolución cubana ni esta tal “revolución socialista, bolivariana, bonita, pero armada, del siglo XXI”. Así que ni la de Fidel ni la de Hugo se pueden catalogar como revoluciones de “eso”. Son más bien “destroluciones”, es decir procesos anormales, patológicos, que acaban con todo. Como le oí decir, por Globovisión lógicamente, a un compatriota que estaba muy molesto, pro bien molesto que “esta revolución es como los chivos, todo lo que agarra lo destroza”.  

Pienso que a los fiscales designados para acusar al joven de la franela no le va a quedar más remedio que solicitar un sobreseimiento de la causa y recomendarle al teniente  coronel que, en cadena nacional,  lo ascienda. Un sol margariteño, pues.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline


Escribamos claro

13/11/2010

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

Desde este paraninfo un
caluroso abrazo a mis colegas ingenieros industriales al arribar a los 47 años
de graduados.

 

 

 

El general Rangel Silva al
declarar, en una entrevista de prensa, que se casaba con Chávez y decir,
palabras más palabras menos, que si este gobierno o proyecto político perdía
las  elecciones la FAN no lo aceptarían, levantó una polvareda. Buena parte de
la dirigencia de oposición protestó de inmediato esas declaraciones, denunciando
la gravedad de las mismas. El general de marras prácticamente llamó a una
insurrección militar si el teniente coronel pierde las elecciones en el 2012.
Golpe militar pues y desconocimiento de la elecciones. Hasta el insulso
Secretario General de la OEA,  Insulza, alzó su voz de protesta y reclamó
sanciones del poder civil en contra de ese militar.

 

 

 

Sin quitarle gravedad al asunto
dada la flagrante violación de este jefe militar a la Constitución y a la Ley
Orgánica de la FAN, el problema es más de fondo, viene desde mucho más atrás. El
teniente coronel felón, que desgobierna este país, viene anunciando esto desde
hace ya mucho tiempo. Lo hemos oído decir, en infinidad de veces y en cadena
nacional, que este proyecto no tiene marcha atrás, que no se puede aceptar que
los de la cuarta, los oligarcas, los contras revolucionarios, regresen. No
pasarán. No volverán. El socialismo se impondrá. Esta es una revolución armada.
La Fuerza Armada Bolivariana está con el proceso. Son FAN revolucionarias,
socialistas y bolivarianas. Las amenazas han sido parte integral de su discurso
en contra de la disidencia, de la oposición y de que hay que evitar, a toda
costa, que se pierdan las elecciones. Voy  gobernar hasta el 2030 y otros le
corean hasta el dos mil siempre. Iguales mensajes lanzan sus seguidores. Los
oficiales y los enmascarados. Las focas de la AN, los magistrados del TSJ, la
Fiscal, el Contralor y la Defensora. “Uh, ah, Chávez no se va” gritaron los
jueces en plena sala del TSJ. En todos los cuarteles se presenta el lista y
parte con “patria, socialismo o muerte, venceremos”. Cuando ha perdido una
elección, de las que el CNE ha tenido el atrevimiento de permitirlo, las ha
descalificado y en esencia las ha desconocido. El pueblo le dijo no en el
referendo reeleccionista y socialista y no le paró. Inventó otro para desconocer
esa decisión popular. Desconoció la elección de Antonio Ledezma como Alcalde
Mayor e inventó otra figura de gobierno. No acepta, es decir desconoce, que los
pueblos de Táchira, Carabobo, Zulia, Miranda, Nueva Esparta eligieron
gobernantes que no comparten su ideología. Los comandantes de esas guarniciones
no les paran a esos gobernadores. Le escamotean los recursos. Igual sucede en
sindicatos, universidades, colegios profesionales y demás organizaciones cuyos
dirigentes electos no son adeptos a su proyecto. Todos son desconocidos. No se
les toma en cuenta para nada. No existen. La última perla fue el cambio de la
ley electoral y la reestructuración de los circuitos electorales que permitió el
exabrupto de que con menos votos, lograra más diputados. Y veremos el
espectáculo del 5 de enero, bandas de forajidos, pagados por el gobierno,
evitando violentamente que nuestros diputados entren al Capitolio Federal a

tomar sus curules. Y los guardias nacionales viendo para arriba. Ojalá me
equivoque.

 

 

 

Si analizamos todo lo anterior, lo
dicho por este cuestionado general es una bagatela. Más bien puede tomarse como
un trapo rojo, ordenado por el propio teniente coronel, o una salida de él para
congraciarse con su comandante en jefe o para buscar una huida hacia adelante
por las graves acusaciones que pesan en su contra. Lo grave del asunto, lo de
fondo, lo peligroso, es que el jefe de la revolución, a nuestro entender y de
acuerdo con todo lo que hemos visto y oído en estos casi doce años, no está
dispuesto a aceptar una derrota electoral que lo saque del poder. Creemos que
está dispuesto a hacer todo, a usar todo el poder que tiene, para evitar que
ello ocurra. Amenazas, compras de conciencia, uso y abuso de los recursos del
Estado, trampas, fraude. Control total del CNE. ¿Alguno de mis apreciados
lectores ha visualizado la imagen del teniente coronel pasándole la banda
presidencial a otro venezolano?

 

 

 

No seamos inocentes, incautos,
debemos prepararnos para un evento como el que se ve venir a escasos 25 meses.
Insisto que la actual constitución da todos los recursos para enfrentar este
tipo de situaciones. Tenemos que activarlos. Desde ya hay que tomar medidas,
previsiones, que impidan que sucumba la democracia bajo las botas de un grupo de
gorilas. Además de confiar en que la parte institucional de la FAN defenderán la
constitución, tenemos que aportar nuestro grano de arena. Tenemos que evitar el
ya anunciado golpe de Estado. Dios y la patria os premiarán.

 

 

 

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline


Loco no, embustero

05/11/2010

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

“Si pierdo las elecciones del 2012 dirigiré una revolución violenta con el apoyo de la FAN.” Entonces tendremos que expropiarlo.

La verdad que los venezolanos tenemos suerte. Nuestro primer funcionario público como no nos puede llevar en sus numerosos viajes al exterior, que contribuimos a pagar todos con nuestros impuestos, nos hace partícipes de sus aventuras cuando al regresar nos informa, en cadena nacional y con lujo de detalles, lo que vio, comió, bebió, compró y regaló por esos mundos. Por cierto que en eso se parece mucho a una muy querida tía, ya fallecida, que nos relataba sus viajes con unas narraciones detalladísimas de los mismos, claro la diferencia es que ella hacía sus viajes con sus reales, buenos los de su esposo, mi compadre, no con los nuestros. Así que el teniente coronel nos dio detalles de su muy “exitoso” último periplo por varios países de Asia, África y Europa, y el obligado toque técnico en Cuba. Pero no había terminado su relato cuentístico, cuando le llegó la infausta noticia de la muerte súbita, de uno de sus muy queridos hermanos, el ex presidente y primer damo de la Argentina. Inmediatamente le dio órdenes al piloto, “arranca Berroterán”, no perdón, que ese era el chofer de Luis Herrera, se refería a su piloto el cual debe ser un militar de alto rango bolivariano. En todo caso le dijo rumbo al sur. Y al sur se fue, con todos sus acólitos y prole. De paso, por el camino, recogió a varios de sus otros hermanos del alba y del alma. Pasado el velorio estos se regresaron, me refiero a los otros presidentes, vía comercial, pero él no podía regresar sin antes enterarse de que el hermano sureño estaba enterrado, bien enterrado. Ante un ademán que hizo justo al borde del hoyo abierto en el panteón en la ciudad del rio que lleva por epónimo el de nuestro gran novelista, alguien del protocolo le susurró al oído: “mire a los amigos se acompañan hasta el cementerio pero uno no se entierra con ellos”. Gracias a todos los santos que el TC oyó el consejo y le hizo caso, y no ocurrió la peor desgracia de este siglo. Pues bien, al regresar y como decíamos que es su costumbre, nos contó todo lo ocurrido en aquellos aires buenos, y en el sur del sur.          

Una de las anécdotas contadas, aun cuando no ocurrida en el viaje, sino en otro viaje, el que hizo a Santa Marta para reunirse con el que él le había jurado guerra a muerte si lo elegían presidente, se refirió a una llamada que le hizo doña Cristina a su esposo, el hoy difunto Néstor, que dicen fue el artífice de esa reconciliación. Después que Néstor habló con su señora le pasó el celular, supongo blackberry, según nos contó, porque ella quería saludarlo y el saludo, de nuevo según él, fue de “mira tú con ese calorón y esa chaqueta tricolor y Néstor con esa corbata, parecen un par de locos”. A lo que él le respondió, según nos refirió: “si, pero tú también eres una loca, así que somos tres locos”. Mi señora, que es mi apuntadora en esto de escribir mis paraninfos, de seguidas me espetó: “te das cuenta, a confesión de parte relevo de pruebas”. Debo aclarar que mi señora esposa además de practicar la medicina de forma ilegal, pero con muchos aciertos, le pega al derecho. Aun cuando por prescripción médica no la debo contrariar, no por ella sino por mí y mis bypass, me atreví a decirle: mira mi amor mi difunto padre decía, y tú debes recordarlo, que loco es aquel que come excremento, y no creo que este sea el caso. La señora que ayuda a mi señora en los menesteres del hogar, muy metida ella, intervino en la conversa y nos dijo: “miren yo no creo que ese señor sea loco, lo que sí creo es que, de acuerdo a lo que decía su señor padre, que Dios lo tenga en la gloria, los locos somos nosotros que ya estamos a punta de comer de eso que él llamaba excremento pero que en mi barrio se le dice mierda. Y para decirle algo más lo que sí creo que es, es un embustero. La otra vez le oí decir que había pasado en helicóptero por los cerros de Petare, donde yo vivo, y que había visto hermosas quintas con piscinas y campos de golf. A bicho pa’embustero.”

Me parecieron tan acertadas estas opiniones de alguien que forma parte del soberano, que me atreví a transcribirlas en este paraninfo, aun a riesgo de que el otro gordo Escarrá, el revolucionario marxista, me acuse por ante la fiscalía de desestabilizador o terrorista. Total que a mi edad sólo me sale casa por cárcel, así que a la que le van a echar un vainón será a mi cónyuge.

Iolaizola@hotmail.com

Regresar a LogicOnline


A %d blogueros les gusta esto: