Entre gol y gol

Por: Iván Olaizola D’Alessandro

El 26 de septiembre no lo salva ni un gol con tres en base.

Cada cuatro años el mundo deportivo se viste de gala con la realización del campeonato mundial de fútbol. Los países donde el fútbol es el principal deporte y sus economías son fuertes, hacen lo imposible para lograr la sede de este evento. Gastan inmensas cantidades de dinero pare ello, y si lo logran se supone que verán resarcidos con creces estos gastos que más bien son inversiones. En esta oportunidad le tocó a un país del continente negro. La tierra de Mandela. Pensamos que la geopolítica jugó un papel importante en esta decisión de la FIFA. África también juega. No estamos seguros si los sudafricanos le podrán sacar el merecido provecho a este mundial pero en todo caso se lo merecían. Ya casi finaliza y las informaciones que nos llegan son más bien positivas. Las amenazas terroristas parece que fracasaron. Y ojalá así sea hasta el partido final. Escribo este paraninfo antes de los cuartos de final; se han clasificado 4 suramericanos, 3 europeos y 1 africano. Se nos antoja una final entre el viejo y el nuevo continente. Quien quita un Brasil -vs- España. Aun cuando hay algunos que preferirían ver a Maradona en pelotas. Aquí nos tomamos el mundial como si fuéramos un país futbolístico. Camisetas de España, Italia y Portugal, Brasil, Argentina y Chile, son vestidas por los fanáticos y banderas de estos y otros países en los vehículos. Fiesta mundialista. Y cómo nos gusta la fiesta. Franelas de un equipo de fútbol y gorras del Magallanes o Leones.

Para nosotros este mundial de fútbol nos ha servido para muchas cosas. Entre las más importante a destacar está una muy buena para la sanidad mental de la población. Nos referimos a la ausencia del “reality show” dominical del teniente coronel y la necesidad de éste de acortar sus habituales maratónicas cadenas y ponerlas en horarios de entre juego y juego, tiempo que por cierto es el que muchos usan para trabajar, bueno me refiero a aquellos dichosos de las estadísticas de Elías Eljuri, que tienen chamba en estos días de revolución. Suponemos que la MUD y los partidos políticos que la conforman, han usado este mundial para, entre partido y partido, aceitar sus cuadros y dejar lista la maquinaria para el proceso electoral que se avecina. 26 de septiembre, punto de inflexión de la democracia venezolana. Los choros del gobierno, por su parte, ha tratado de aprovechar este mundial para esconder, creo que con poca suerte, la gran cantidad de contenedores llenos de alimentos podridos, piches, descompuestos, vencidos, como se prefiera llamar, que en todo caso no se pueden digerir, so pena de intoxicación, pero que ha servido para que unos revolucionarios marxistas leninistas, al mejor estilo de los comunistas siglo XX, se embolsillaran unos buenos billetes verdes. Claro esto último sin que los supremos del país y de PDVSA se enteraran.

También la revolución ha aprovechado este torneo mundialista, sobre todo a través de la Asamblea Nacional, para pasar unas cuantas leyes al mejor estilo del llamado “fuera de juego” o “out side”. La Ley de las Comunas que introduce algunos términos que no aparecen en la Constitución, tales como Banco de la Comuna, Cartas comunales, Distritos Motores, Entidad Local Socialista, Estado Comunal, Gaceta Comunal y Parlamento Comunal Socialista. Aspectos todos votados negativamente por el pueblo en el referendo constitucional de diciembre de 2007. La victoria de la oposición tildada de “victoria de mierda” por el “académico” de Miraflores. La Ley de Contraloría Social, que intenta convertir a buena parte de la población en delatores o sapos. La Ley de Fomento y Desarrollo del Sistema Económico Comunal que introduce el “avanzado” concepto económico del trueque. También para dictar autos de detención que más bien parecen autobuses de detención. Y muchas invasiones y expropiaciones. Todo lo que sea o parezca productivo “exprópiese”. Y dale con la Polar y Globovisión.

Pero como se dice en el argot deportivo, los juegos no se acaban hasta que se acaban. Y este juego por la democracia venezolana está vivo. No se ha perdido y no se va a perder. El 26 de septiembre tenemos un encuentro crucial. Descalificado va a quedar en los cuartos de final. A partir de ese día tendrá que comenzar a recoger sus macundales para irse. ¿Será a Cuba, o será a La Haya, o será nuevamente a Yare? Todo dependerá del cúmulo de tarjetas rojas, no las rojas rojitas, que se le acumulen. Pero de que pierde el juego lo pierde y de que lo expulsan lo expulsan. Y eso va con todo el equipo. Hasta los recoge balones y aguadores y los fanáticos más talibanes.

Iolaizola@cantv.net

Regresar a LogicOnline

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: